Nâzım Hikmet Ran

Nâzım Hikmet Ran

¿ Qué decir ? La situación es esta : estás en tu casa, haciendo las cosas que siempre haces, y te preguntas por qué Félix de Azúa afirma en su Diccionario de las artes (Barcelona, Debate, 2010) que el arte político es solo simulacro de lo político. Es decir, puedes entenderlo en el marco general de una crítica acerca de la inefectividad política del arte (finalmente, el arte nunca ha propiciado ninguna revolución, jamás ha cambiado ninguna conciencia política, no ha solucionado ninguna de las injusticias más flagrantes), pero te resulta difícil (y digamos que es una dificultad relacionada con la forma en que fuiste criado, con el modo en que miras las cosas) que el arte tenga una función puramente ornamental ; que, por el caso, la literatura solo sea para los que ríen, para los que están dispuestos a darle la espalda al mundo, para los que se proponen entretener a las mayorías. Entonces piensas (y lo haces a manera de correctivo y de advertencia) que también hay escritores políticos que te interesan, y que uno de lo que más te interesan es Nâzım Hikmet. ¿ Y por qué Nâzım Hikmet ? El escritor turco no es uno de los más celebrados del momento ; de hecho, su obra es poco o nada conocida en el mundo hispanohablante ; y, sin embargo, está viva, es la obra de alguien que permaneció recluido durante dieciocho años en cárceles turcas y, sin embargo, nunca bajó los brazos. Las razones por las que fue encarcelado a los treinta y seis años de edad (había nacido en 1902) y se lo condenó a veinticinco años de cárcel, que finalmente le fueron cambiados por una condena de dieciocho años y el exilio por el resto de su vida, importan menos que las consecuencias de este encarcelamiento en su literatura : el abandono por parte de Hikmet de cierta poesía abiertamente política que hoy en día nos parece algo rígida y dogmática. En la cárcel, Hikmet adquirió súbitamente la conciencia de que la política no era necesariamente un tema de la poesía sino su sustrato ineludible si esa poesía era producida y leída en ciertas circunstancias ; es decir, que lo político de la poesía no debía ser depositado en las intenciones que tuviera su autor sino en la forma en que esperaba ser leído.

Noticia completa (Jot Down).

Foto : Wikipedia.