Etiquetas

,

Salvador Dalí

Salvador Dalí

Hay muchas maneras de acercarse a la figura de Salvador Dalí, genial artista nacido en Figueras el 11 de mayo de 1904 y que murió en esa misma localidad catalana más de ochenta y cuatro años después, el 23 de enero de 1989. Por supuesto, la aproximación primordial a Dalí nos hace considerar sus pinturas, con las cuales alcanzó fama mundial, como demuestra la presencia de sus cuadros en los principales museos del planeta. Sin embargo, si deseamos adentrarnos con mayor profundidad en las complejas contradicciones de su existencia y ser capaces de orientarnos a través de su poliédrica personalidad, no hay nada mejor que leer la cartografía, en ocasiones intrincada, que dejó trazada en sus escritos. En 2004 (llamado « el año Dalí » en España), al cumplirse el centenario de su nacimiento, la editorial Destino, en colaboración con distintos organismos, publicó las Obras completas de Dalí, repartidas en ocho tomos, de los cuales los seis primeros recogen estrictamente la obra escrita del artista y los dos últimos complementan a los anteriores con entrevistas, más de quinientas fotografías, una completa cronología, bibliografía, etc. El considerable volumen de la reunión de sus publicaciones ya proporciona una primera idea de que la escritura, la palabra, tuvo siempre fundamental importancia en la vida de Dalí. Recordemos que él mismo afirmó : « El contenido de lo que escribo es muy superior al contenido de lo que pinto ». Dentro de sus escritos encontramos una variedad amplísima, pues cultivó distintos géneros como el diario, la narrativa y la poesía ; también se sirvió de la palabra para reflejar sus pensamientos, teorizando sobre el arte en general, y la pintura en particular, en ensayos críticos y en múltiples manifiestos que, cómo no, tratándose de Dalí, provocaron agitación cultural y controversia, una recompensa, por supuesto, ansiada desde la misma concepción de esos textos. De su abundante producción literaria, por tanto, tan solo destacaremos las obras que a nuestro criterio poseen mayor relevancia. Por ejemplo, Un diario : 1919-1920, escrito en catalán cuando el artista tan solo contaba con quince-dieciséis años ; o La vida secreta de Salvador Dalí, para muchos su mejor obra, ya que en esta singular autobiografía, en la que hay cabida, incluso, para recuerdos intrauterinos, Dalí incluye varias de las claves esenciales para alcanzar una visión de conjunto de la imagen que tenía de sí mismo y que va construyendo a lo largo de su trayectoria vital ; o también Diario de un genio y Carta abierta a Salvador Dalí, asimismo iluminadoras y destacadas dentro de este primer grupo de obras autobiográficas y/o autorreferenciales.

Noticia completa (Revista de letras).

Foto : Wikimedia Commons.