Etiquetas

Orhan Pamuk - Cevdet bey e hijos

Orhan Pamuk – Cevdet bey e hijos

En 1936, unos viajeros turcos que regresan de distintos lugares de Europa se encuentran en el tren. En un momento dado, cuando están acercándose a casa, dejan de repente de reír y uno de ellos dice : « Esto es la amargura, se nos va la alegría porque llegamos a Turquía ». Como narra Orhan Pamuk en esta su primera y magnífica novela, Cevdet Bey e hijos, de 1982, ahora publicada por primera vez en nuestra lengua, a lo largo de todo un siglo, ese siglo XX que tras la Primera Guerra Mundial les traería la modernidad, y supuestamente la libertad, con la proclamación de la República, Ataturk y la revolución de los Jóvenes Turcos, Europa sería el gran desafío. Un señuelo y un objetivo que no cesaba de aparecer en todas las conversaciones de esa burguesía emprendedora y renovadora otomana que soñaba con integrarse en Occidente. Se trataba, en realidad, de un « juego » : bien de salón, en la forma de vestidos y peinados de moda ; bien cultural, a través de libros traídos sobre todo de Francia ; bien político, adoptando el modelo parlamentario ; o, si no, con relaciones cada vez más emancipadas que se alejarían poco a poco de las bodas concertadas, como había sido lo normal hasta entonces. A este juego se jugaba sobre todo en Estambul, poderoso centro simbólico donde pasiones, aspiraciones y consolidación de carreras verían la luz o fracasarían. Si en las grandes obras de la literatura del siglo XIX el centro era París, Londres o Berlín, Pamuk construye esta novela alrededor del alma de Estambul. Arranca en 1905 y narra los avatares de tres generaciones de una misma familia, la del comerciante Cevdet Bey. Un joven y dinámico vendedor de lámparas que triunfa en un medio, el comercio, del que entonces los musulmanes estaban totalmente ausentes, siendo un espacio reservado a armenios, judíos o rumíes, los cristianos descendientes de los antiguos bizantinos.

Noticia completa (ABC).

Anuncios