Etiquetas

,

Jeanne Proust y sus hijos, Marcel y Robert

Jeanne Proust y sus hijos, Marcel y Robert

Hay una fotografía de Marcel Proust, su hermano y su madre capaz de producir escalofríos. Madame Proust está sentada, mientras que sus hijos, dos jóvenes veinteañeros, están de pie uno a cada lado de ella. Van bien vestidos y en sus ojos hay una mirada que hace pensar en el boulevard y en el salon. Los dos tienen algo de felino y afectado. Es fácil imaginar por qué maman tiene un aire tan severo y reprobador. Es una mujer que ha visto la cara a las dificultades, y estos jóvenes están preparados para las dificultades más dulces, delicadas y placenteras. Cuando el observador vuelve a deslizar su mirada hacia ellos puede apreciar en Marcel más inquietud interior ; su mirada no es tan sosegada como la de su hermano Robert. Las cartas que su madre envió a Proust establecieron el escenario del primer volumen de su novela y marcaron la pauta de su vida. Una de las misivas, por ejemplo, fue escrita en 1895, cuando Proust tenía 24 años y estaba en Dieppe con el compositor Reynaldo Hahn, del cual estaba enamorado. Su madre quería saber exactamente a qué hora se iba a dormir y a qué hora se levantaba. Así que escribió : couché (acuesta) y dejó un espacio en blanco para que su hijo lo rellenase, y a continuación, escribió levé (levanta), y dejó otro espacio. Cuando comenzó a explicarse en su larga novela, que empezó pocos años después de la muerte de su madre, tuvo la hermosa idea de que ella, al morir, le había dejado un enorme espacio en blanco que tenía que llenar. Deseaba conocer todos los detalles ; no quería que se le escatimase nada mientras estaba sentada en su silla en el cielo, con la mirada baja ; y él haría cualquier cosa por complacerla. En sus comienzos, Proust dudaba de si era un ensayista o un novelista. En una carta se pregunta : « ¿ Soy un novelista ? ». Poco a poco, los caprichosos cuadernos de notas, adquiridos por su aspecto exterior, fueron sustituidos por sobrias libretas de ejercicios, y quedó de manifiesto que era un novelista, aunque un novelista de una clase muy especial.

Noticia completa (El País).

Foto : Bibliothèque Nationale de France.