Etiquetas

,

Agatha Christie

Agatha Christie

Hoy en día la gente ve más televisión que lee, eso es, desgraciadamente, un hecho irrefutable. También es un hecho que una de las sagas televisivas de mayor éxito en la última década ha sido CSI. Por muy novedosa que pareciese la idea, solo con remontarnos a las novelas de Conan Doyle, nos damos cuenta de que la frialdad de la escena del crimen ya era un éxito a finales del siglo XIX y principios del XX. Naturalmente esto es algo que influyó claramente en la obra de Agatha Christie, que era ávida lectora de Conan Doyle. Sin embargo, a pesar de tener en común que ambos describen las escenas y basan sus deducciones en las diferentes pruebas que van dejando a su paso como miguitas de pan para que el lector pueda intentar, a su vez, deducir quien ha sido el asesino, no cabe duda de que ella consigue distraer la atención del lector con tramas más humanas e incluso mundanas que atraen también al público femenino y que atrapan a cualquiera de los lectores más incluso que el eje central de la historia, el problema a resolver. Igual que sucede hoy en día en televisión, para muchos CSI es una serie demasiado fría, así que algunos de sus sucedáneos añaden historias con amoríos y más pasión en los personajes recurrentes sin tener, por ello, que renunciar a la minuciosidad de una buena investigación forense. Y es eso precisamente lo que logra Agatha Christie, la cuestión es ¿ cómo ? Agatha Mary Clarissa Miller creció en una familia acomodada, y según ella misma tuvo una infancia muy feliz, lo cual no casa demasiado bien con el hecho de tener una imaginación tan desbocada con respecto a todo tipo de desgracias que ha descrito en sus libros. Sin embargo, lo que pudo cambiar ese punto de vista fue su tormentoso noviazgo y posterior fallido matrimonio con el coronel Archibald Christie. Su noviazgo coincidió con su colaboración como enfermera para al Cruz Roja durante la Primera Guerra Mundial, donde pudo ver de primera mano miserias es historias que, de no haber pasado por esta experiencia, nunca se le hubieran ocurrido. Baste recordar que su detective estrella, Hércules Poirot, es un Belga exiliado en Inglaterra tras la guerra y su mejor amigo y compañero de andanzas es un capitán retirado del ejército británico. Esta claro que Conan Doyle influye en el tipo de obra que quiere presentar y sus vivencias como enfermera abren un mundo de situaciones y personajes, así como le proporcionan un amplio conocimiento sobre venenos, uno de sus sistemas favoritos de asesinato como en Cianuro espumoso donde un asesinato intenta ser encubierto como un suicidio. Su tormentosa relación sentimental, por otro lado, es lo que le proporciona ese punto dramático que le falta a las historias de Conan Doyle, si bien es cierto que a nivel estrictamente literario siempre se ha acusado a Christie de no ser una escritora de gran calidad, sin embargo, eso también ha podido favorecer que su obra se haya vendido tanto, ya que muchas veces un estilo narrativo sencillo es más fácil de asimilar por los lectores que un estilo demasiado erudito.

Noticia completa (Vavel).

Foto : Web oficial Agatha christie.

Anuncios