Etiquetas

Una biblioteca de intercambio en Atenas

Una biblioteca de intercambio en Atenas

Seis años de recesión, un paro para los jóvenes que supera el 60% (ultimos datos oficiales para el mes de agosto) y una iniciativa sorprendente de dos arquitectos griegos : han creado el concepto de bibliotecas de intercambio. Han diseñado un mueble especial y ahora hay varios, colocados en distintos sitios públicos de Atenas. La idea es sencilla : cualquier persona puede ofrecer un libro de su elección, que deposita en el mueble y se lleva otro, gratuitamente y a cualquier hora del día o de la noche. La iniciativa es de Irini-Emilia Ioanidu y de Eleftherios Abatzís, dos arquitectos jóvenes que piensan que a los libros no les gusta almacenar polvo sino ser leídos y circular. Se les ocurrió la idea hace año y medio cuando tomaban café en la zona residencial de Kifisiá, al norte de Atenas. Diseñaron un mueble armario-biblioteca, en el que cualquier persona puede dejar un libro y recoger otro. La compañía que lo construyó lo hizo de materiales resistentes y el alcalde de Kifisiá aceptó encantado el que se colocara la biblioteca en su ayuntamiento. Poco a poco su iniciativa se ha extendido. Primero con una biblioteca itinerante, que ha estado situada en distintos puntos estratégicos de Atenas. Luego, en la entrada del Centro Cultural de la Fundación Onassis en la avenida Singrú (que lleva hacia la costa y el Pireo). Los dos arquitectos comentaron a los medios griegos que su deseo es que la idea prospere y se extienda a toda Grecia. « Hay ayuntamientos y comunidades que están deseando acoger estas bibliotecas, pero la parte difícil en la situación actual (referiéndose a la crisis) es encontrar patrocinadores ». En el caso de las dos primeras bibliotecas, fueron donadas por la compañía que las fabrica, Skrimizéas A.E. La cuarta biblioteca cuenta ya con el apoyo del Ayuntamiento de Atenas y se inauguró en el mes de octubre en la plaza Dexamení, bajo la colina del Licabeto. Su estreno fue acompañado nada menos que por la banda filarmónica del Ayuntamiento, mientras que ha sido la propia Biblioteca Nacional la que ha donado 400 libros para su inauguración.

Noticia completa (ABC).

Foto extraída del mismo artículo.

Anuncios