Etiquetas

Francisco de Goya - Lazarillo de Tormes (1808-1812)

Francisco de Goya – Lazarillo de Tormes (1808-1812)

La cultura se hizo para el pueblo hace cinco siglos, cuando bajó de los palacios de la alta nobleza y llegó a las calles de la gran ciudad. El teatro abandona las salas palaciegas para convertirse en un gran acontecimiento comercial y masivo, « sacrificando en el proceso ciertos ideales clasicistas en aras de un populismo que permitía llenar los corrales ». Nacía la cultura popular gracias, también, a la cascada de novedades tecnológicas y comunicativas del siglo XVI : lectura privada, hojas volanderas, pliegos sueltos, relaciones de sucesos… « La revolución del libro impreso subraya la reordenación de los espacios culturales y la redefinición de la lectura y de la oralidad en la ciudad renacentista », explica el volumen que cierra el gran proyecto de la Historia de la literatura española (Crítica), dedicado al siglo XVI, la conquista del clasicismo, datada entre 1500 y 1598. Estamos ante el origen de la cultura de masas, en el que el Lazarillo (1553) se convierte en el primer fenómeno mainstream español. El famoso pícaro adelanta las nuevas fórmulas de ficción, al que seguirán otras como Diana (1558-9) y Abencerraje (1561), que « será la escuela de narradores finiseculares » como Cervantes, Lope de Vega o Quevedo, que se asoman al siglo por venir. Estos dejarán atrás un siglo dominado narrativamente, primero, por los mitos del caballero y del pastor, después, « con la luminosa excepción del pícaro Lazarillo ». A finales del siglo, mientras el género picaresco madura, Miguel de Cervantes remata sus primeros pasos por la novella. Algunos años después, « la relación entre relatos cortos y narración larga desembocará » en el Ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Su origen está « sin lugar a dudas en el siglo XVI ». Entre los años 1520 y 1590 se asienta la lengua vulgar en las novedades estéticas. Los aires proceden de Italia, desde donde poco a poco conquistan todo el continente. Pero costó hacer parlotear a la ficción como lo hacía la calle y no era un problema típicamente español.

Noticia completa (El Confidencial).

Ilustración : Wikimedia Commons.

Anuncios