Etiquetas

,

Malcolm Gladwell - La Clave del éxito

Malcolm Gladwell – La Clave del éxito

Un periodista de 37 años, británico afincado en Nueva York, publica su primer libro en el año 2000 y revienta las listas. Cinco años después publica el segundo, y las ventas combinadas de estos dos títulos, solo en Estados Unidos, superan los cuatro millones y medio de ejemplares. ¿ Milagro ? ¿ Fiebre ? ¿ Moda ? Puede que el hecho de que el debut editorial de Malcolm Gladwell fuera un análisis de tendencias que se disparan, a primera vista de forma inexplicable, haya contribuido a la apabullante popularidad de la que goza. Escudriñó los mitos en La clave del éxito y él mismo se aplicó el cuento. Pero lo cierto es que para entender su fenomenal ascenso hay que ir más allá de la sacudida que ha generado en las cajas registradoras. Este periodista de la revista The New Yorker mezcla en su trabajo estudios científicos, historia y filosofía, para iluminar las zonas grises de aquello que damos por sentado. Su objetivo es colocar junto a la certeza un signo de interrogación. Sirvan como ejemplo algunas de las cuestiones que plantea en su nuevo libro, David y Goliat, que el 27 de noviembre publica en España la editorial Taurus : ¿ Seguro que la dislexia es un inconveniente ? ¿ Ir a una universidad de élite es siempre la mejor decisión ? ¿ Una clase con menos alumnos es, por principio, mejor ? Las respuestas que ofrece no son lecciones de vida, sino matices que añaden complejidad y datos curiosos : la idea comúnmente aceptada de lo que es una ventaja y una desventaja resulta demasiado estrecha ; la dislexia ha sido un factor determinante en el éxito de uno de los mejores abogados de EE UU y una característica que comparten un buen número de exitosos emprendedores ; una universidad mediana puede resultar más adecuada ; una clase demasiado pequeña es tan complicada de gestionar como una demasiado grande. « Me gusta llevar la contraria, no me importa nada decir cosas que van en contra de la sabiduría popular, mirar algo que todo el mundo ve blanco y decir que es negro », explica una tarde de domingo en el segundo piso de su espléndido dúplex en el West Village. ¿ Qué opina del género de autoayuda ? « No me gusta especialmente, pero, como en cualquier cosa, hay cosas muy, muy buenas y otras que no. También hay libros de historia malos. La idea de que la gente busca consejo en los libros es algo tan antiguo como la imprenta. Aprecio el rol que este género desempeña. »

Noticia completa (El País).

Anuncios