Etiquetas

,

Carlos Pérez - Buffalo Bill Romance

Carlos Pérez – Buffalo Bill Romance

« El libro es una pasada », decía una de las asistentes sin haberlo leído. Y es que los libros de Media Vaca son especiales ; suelen ser libros objeto, abultadas obras de arte serigrafiadas o juegos de imágenes y palabras. Y Buffalo Bill Romance, la « crónica muy ilustrada » (como se dice en la portada) de Carlos Pérez que ayer se presentó en el Colegio Mayor Rector Peset de Valencia, lo es. Por eso bastaba con abrirlo y pasar unas cuantas páginas para proferir la exclamación de la asistente acto, que también fue inusual. Una portada que es una delicatessen tipográfica anticipa un festival visual por el que desfilan piezas de Robert Delaunay, caligramas de Apollinaire, muchas fotografías de Buffalo Bill y del gran poeta chileno Vicente Huidobro, poemas visuales de éste y diversos personajes circenses aparentemente imposibles y huecograbados entre otras sugestivas propuestas. También historias cruzadas que comienzan con la descripción de Phineas Taylor Barnum, « el famoso publicista norteamericano del espectáculo » que « fue un soberano maestro de la mentira » y continúan con una crónica detallista que difícilmente puede tener mejor síntesis que la que se sugiere en la portada : « Bajo la Torre Eiffel se citan los héroes del salvaje Oeste y los poetas de la vanguardia ». « Otros hacen bailar a los elefantes, o a las pulgas. Carlos Pérez hace bailar a los pies de página y las notas al margen, hasta en el colofón. » Vicente Ferrer, el editor de Media Vaca, acabó con esta alusión al estilo del autor y la constatación de que lo que allí se estaba haciendo no solo era la presentación de un libro, sino también un homenaje a aquél, enfermo desde hace un tiempo hasta el punto de que asistió en silla de ruedas y con su dotación de oxígeno incorporada. Tal cosa no le impidió hacer gala del humor entre surrealista, cáustico y neorrealista, desde luego único, que le caracteriza. Y una confesión contundente : « Lo he pasado bien ».

Noticia completa (El País).

Anuncios