Etiquetas

Editorial Crítica

Editorial Crítica

Para editar libros de Historia, como para editar libros de Física, pongo por caso, un editor tiene que saber. Quiero decir que un editor de literatura de ficción debe sobre todo sentir, tener empatía con lo que su público estima deseable, pero no le sirve de mucho para acertar con el gusto de sus lectores ser un experto filólogo. La Historia es una ciencia social en continua evolución que exige de un editor estar al día de lo que se escribe, de lo que se dicta en las aulas, de lo que se investiga. El filtro que el editor pone a los manuscritos que examina ha de ser un filtro altamente cualificado porque de su decisión depende que se publiquen libros de Historia razonada, basados en una investigación metodológicamente orientada, con unas conclusiones sustentadas en la documentación pertinente, o bien libros de Historia de nula calidad científica o, incluso, contrahistóricos. Cuando yo fundé Crítica en 1976 el tipo de libros de Historia que empecé a editar se refería sobre todo a la época más reciente, la de la República, la Guerra Civil y el franquismo, tan censurada o tergiversada. Son de entonces las Memorias políticas y de guerra, de Manuel Azaña, La República española y la Guerra Civil, de Gabriel Jackson, o Guerra y vicisitudes de los españoles, de Julián Zugazagoitia, por ejemplo. Pero también introduje un tipo de libros que habían sido maltratados o postergados y no siempre por razones políticas. Me refiero a Carlos V y sus banqueros, de Ramón Carande, Erasmo y el erasmismo, de Marcel Bataillon o La Historia de España, de Pierre Vilar. Durante las décadas siguientes, hasta el fin de siglo, mantuve esa combinación (Granada en 1936 y el asesinato de Federico García Lorca, de Ian Gibson ; Recuérdalo tú y recuérdalo a otros, de Ronald Fraser, o El conde-duque de Olivares, de John H. Elliott) bastante sazonada de libros de historia científica o política (Historia del tiempo, de Stephen Hawking o los historiadores marxistas británicos como Eric Hobsbawm, Historia del siglo XX, o E.P. Thompson, Agenda para una Historia radical).

Noticia completa (El País).

Ilustración : Editorial Crítica.

Anuncios