Etiquetas

,

Algoritmos elocuentes, poéticas automatizadas del siglo XXI

Algoritmos elocuentes, poéticas automatizadas del siglo XXI

La automatización es una de las características fundamentales de los medios digitales. Cuando todo es reducible a ceros y unos, las posibilidades de manipulación, navegación, reestructuración y comprensión son infinitas con el uso de algoritmos (Miller, Understanding Digital Culture, New York, Sage Publications, 2011). De igual forma, el análisis o procesamiento de grandes cantidades de información (estructurada o no) se simplifica enormemente gracias a la automatización de procesos. La escritura automática o automatizada (y no precisamente el flujo irrestricto del inconsciente en ejercicios joyceanos o cadáveres exquisitos) se ha vuelto una opción viable para algunas empresas. La empresa Narrative Science provee de historias generadas automáticamente a medios como Forbes. Por su parte, ICON Group International INC, fundada por Phil Parker, ha publicado más de un millón de títulos generados por algoritmos. Cabe destacar que estos libros son síntesis de grandes reportes médicos o científicos, donde la prosa y el deleite verbal importan poco en comparación con la inmediatez de sacarlos a la luz. […] Esto para hacer notar que la automatización de la escritura por medio de algoritmos no es algo exclusivo de programadores o artistas. La industria está buscando formas para afinar cada vez más a sus algoritmos elocuentes y optimizar procesos de producción, como sucede en muchos otros sectores. Con respecto a la poesía, hoy día, algoritmos caseros, son capaces de minar automáticamente bases de datos, repositorios, bibliotecas, sitios de noticias, timelines o reportes de seguridad para crear haikús, poemas o canciones de rap. Un buen ejemplo es el renacimiento del haikú como forma algorítmica. Haiku Times, Haiku Leaks, Haiku NSA (que utiliza material de las filtraciones de la agencia de espionaje digital) son sólo algunos ejemplos de lo que se puede hacer con un algoritmo no muy complejo. Sus condiciones rítmicas no son tan difíciles de hallar: tres líneas de 5, 7 y 5 sílabas respectivamente. Otro aspecto característico, y que resulta óptimo para el procesamiento maquinal, es la yuxtaposición de dos imágenes, en apariencia inconexas.

Noticia completa (PijamaSurf).

Ilustración : Robopoem.

Anuncios