Etiquetas

Thomas Wolfe - Especulación

Thomas Wolfe – Especulación

El escritor norteamericano Thomas Wolfe (1900-1938) publicó Especulación (Periférica) en 1934 en la prestigiosa revista The American Mercury, en la que tantos narradores importantes colaboraron durante décadas. El breve relato es posterior a su deslumbrante primera gran novela, El ángel que nos mira (1929), y precede por muy poco a su segunda obra maestra, Del tiempo y el río (1935). Wolfe había alcanzado, por tanto, toda su esplendorosa madurez, truncada poco después por su prematura muerte. Después de haber leído el año pasado El niño perdido (1937), uno de los textos más tiernos, tristes y emocionantes que he leído en mucho tiempo, no hace falta decir que me he precipitado a leer Especulación, traducción intencionadamente forzada y actualizada del título original, Boom Town, y, una vez más, Wolfe ha valido mucho la pena. Ciertamente, el tema no puede ser más actual, como muy bien señalan los editores : el « boom » inmobiliario, la creación de una burbuja de la construcción destinada a explotar y arruinar a la gente enfebrecida por comprar y vender terrenos y casas para especular con negocios fáciles y falsamente prometedores. Y eso, después de haber destruido el patrimonio arquitectónico anterior y la naturaleza, a la que Wolfe vuelve a dedicar hermosas y sensibles páginas. A esa locura colectiva, cercana, en opinión del autor, a un impulso de muerte, asiste un hombre que regresa a su pequeña ciudad y es testigo de cómo la compraventa, los créditos, las hipotecas y el afán de beneficio inmediato y falso progreso y oropel se han apoderado de sus conciudadanos, incluso de su madre, en las significativas vísperas del « crack » de 1929 y la consiguiente depresión posterior. Más actual, imposible. De nuevo, ingredientes autobiográficos en Wolfe : padre y hermanos muertos de un profesor universitario, como lo fue él, cuya madre también caerá, como cayó la del escritor, en la especulación con bienes raíces, persuadida ésta de que no le quedaba otra para sacar adelante a sus hijos.

Noticia completa (El Cultural).

Anuncios