Etiquetas

H.G. Wells

H.G. Wells

Británico y de clase media-baja, nacido en el seno de una familia cada vez más empobrecida, tuvo de trabajar desde muy joven y necesitó becas para poder estudiar, ayudas que le fueron retiradas cuando no sacaba las notas requeridas. Herbert George Wells se rompió una pierna con ocho años, lo que lo dejó una larga temporada en la cama, tiempo que le vino bien para aficionarse a la lectura y que alimentó el deseo de escribir. Cuando contaba con apenas once años su padre sufrió un accidente que le impedía trabajar lo que hizo que tanto él como sus hermanos tuvieran que entrar a trabajar como aprendices de diversos oficios para mantener a la familia. Llegó a ser aprendiz en una tienda de textiles, un negocio similar al que había regentado su familia, y esta experiencia le inspiró historias como The Wheels of Chance una de sus primeras novelas cómicas donde trata de la revolución social que implica el uso de la bicicleta como medio de transporte, o Kipps : The Story of a Simple Soul, su primera novela de corte familiar. Estos y otros títulos conforman lo que se llama la novela sociológica o didáctica de Wells, en la que en unos casos se muestra un maestro paternal que está dando un lección mientras en otros se mofa de la sociedad en la que ha crecido y utiliza la sátira para mostrar las incoherencias en las que vive la gente como en Tono-Bungay donde se ridiculiza a los nuevos ricos. A Wells le marcó profundamente su infancia de clase obrera media. Ni lo suficientemente baja como para no recibir una educación pero tampoco lo suficientemente alta como para poder ser visto de igual a igual con gente de mayor estatus económico, una sociedad, la de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX que alimentaba a una aristocracia en decadencia gracias a la boyante economía de los nuevos ricos burgueses, estos últimos, comprando su reconocimiento social a golpe de talonario a unos linajes en declive que lo tenían por derecho de nacimiento. Wells lograría un estatus ligeramente mayor que el que le había dado su cuna gracias a sus estudios universitarios y finalmente a su trabajo como profesor y escritor. En la Universidad fue alumno de Thomas Henry Huxley, defensor a ultranza de la teoría de la evolución de Charles Darwin y fue uno de los fundadores de la revista The Science School Journal, en la que editaría su primera novela La Máquina del tiempo por entonces con el título The Chronic Argonaut’s (Los Argonautas crónicos).

Noticia completa (Vavel).

Foto : Wikimedia Commons.

Anuncios