Etiquetas

Federico García Lorca, María Teresa León y Rafael Alberti

Federico García Lorca, María Teresa León y Rafael Alberti

« María Teresa León, dijo Rafael Alberti, fue una persona maravillosa, pero maravillosamente desdichada. » La frase fue pronunciada por el poeta ante un auditorio de estudiantes en El Escorial, a pocos meses de la muerte de la autora de Memorias de la melancolía, su compañera durante 60 años. Con él compartió el exilio en Francia, Argentina y Roma. Fue militante activa del PCE y, tras la legalización de este partido en España volvió con él a Madrid en 1977. Con ella, « la chica más guapa de Madrid », y una de las escritoras más recias y potentes de aquellos años, Alberti vivió la España republicana y la España de la diáspora. « Cuando conocí a María Teresa León estaba casada, pero separada, y lo primero que hicimos fue marcharnos a la isla de Mallorca, y todos los periódicos dijeron : « George Sand y Federico Chopin se acaban de marchar a las islas Baleares ». Ese Federico Chopin, esa George Sand éramos María Teresa y yo. Hicieron su pequeña crónica de escándalo. Pequeña porque entonces el escándalo en los periódicos era más pacífico que ahora, y no traían tantos líos como meten ahora. Total, unas cuantas crónicas divertidas y yo empecé a vivir con ella. Estalló la guerra. » El gaditano y María Teresa León se conocieron en 1930. Él ya había ganado el Premio Nacional de Poesía por Marinero en tierra. No llegaba a los treinta y ya formaba parte de un compacto grupo, la Generación del 27. Era amigo de Federico García Lorca, Pedro Salinas, Jorge Guillén, Vicente Aleixandre, Gerardo Diego, a quienes conoció en la Residencia de Estudiantes. Ella era una escritora joven, hermosa y de una inteligencia desafiante, como quedó claro desde muy pronto.

Noticia completa (Marabílias).

Foto extraída del mismo artículo.

Anuncios