Etiquetas

,

Catulle Mendès - Monstruos parisinos

Catulle Mendès – Monstruos parisinos

El oficio de editar libros, auténtica literatura, quiero decir, solo se entiende desde la vocación, y más en estos tiempos. O precisamente porque vivimos estos tiempos hay que arriesgar, hay que hacer realidad los deseos posibles. Eso es lo que han hecho, desde su amor a los libros, tres jóvenes editores, entre ellos el pamplonés Eugenio Martínez, creando Ardicia. Una pequeña editorial independiente que surge con esfuerzo e ilusión como forma de « resistencia » ante una época hostil para la cultura, y que reivindica la calidad literaria y el libro como objeto y trabajo artesanal. Ardicia (De arder) : Deseo ardiente o eficaz de alguna cosa. En este caso, deseo ardiente de publicar, por primera vez en español y en cuidadas traducciones, obras fundamentales en sus literaturas de origen y de rescatar, para su reedición, títulos imprescindibles lamentablemente olvidados. Es el motor con el que inicia su andadura la editorial literaria Ardicia, fundada este año en Madrid por Eugenio Martínez (Pamplona, 1974), la palentina Esther de Prado y el madrileño Julio Guerrero, y que tiene ya tres títulos en librerías, dos de ellos clásicos de la literatura francesa y otro imprescindible de la cultura italiana : Monstruos parisinos, de Catulle Mendès ; El libro de jade, de Judith Gautier ; y Mi Carso, de Scipio Slataper. « Son tres obras esenciales, clásicos en sus literaturas de origen, pero aquí son tres novedades porque nunca se habían editado en castellano, y merecían llegar al lector español », cuenta Eugenio Martínez, periodista de formación, igual que su socia Esther de Prado. Ambos se conocieron estudiando un máster de edición, como también con el filólogo Julio Guerrero, y decidieron sacar partido a su pasión por los libros y sus afinidades en gustos literarios montando esta editorial « modesta en medios económicos pero ambiciosa en calidad », asegura el editor pamplonés. « Está claro que el sector editorial está mal, pero al final, ¿ qué momento es bueno ? Hay que arriesgar. Es más, en estos tiempos tiene más sentido, es casi una cuestión de resistencia », dice Eugenio Martínez. Después de algo más de un año de trabajo en la sombra, Ardicia se presentó oficialmente el pasado mes de octubre en Madrid con su primera apuesta literaria, la obra de relatos del escritor francés Catulle Mendès (1841-1909) Monstruos parisinos, que recrea con una sugerente y refinada prosa los esplendores y la miseria de la vida galante en los estertores del París decimonónico. La obra dialoga ahora con el ciudadano español de una sociedad también en declive.

Noticia completa (Noticias de Navarra).

Anuncios