Etiquetas

,

Bibliotecas, lecturas y TICs

Bibliotecas, lecturas y TICs

Un número que versa sobre las bibliotecas, lectura y las tecnologías de la información y la comunicación ha costado su coordinación. Ha sido una experiencia enriquecedora y fructífera. Contar con un equipo humano que haya tenido a bien ceder sus experiencias con nosotros y nosotras es algo que debemos de agradecer. Máxime cuando se trata de personas de diferentes profesiones o sensibilidades y con diversas maneras de entender y abordar la temática del número cuatro de la revista hechetetepé (http). Gracias a la gentileza y participación de personas procedentes de diferentes partes ha sido posible esta propuesta. Es decir, de Europa (España : Bilbao, Alicante, Madrid, Sevilla y Cádiz) y de América (Venezuela y Brasil) ; pero, igualmente, lo que deseamos destacar es el resultado a modo de perspectivas de enfoque desde diferentes prismas. Ha sido muy enriquecedora atender a un diseño de biblioteca para personas con dificultades visuales, o bien contemplar un proyecto de poner en práctica y valor una biblioteca en un centro escolar del sur de España, concretamente en Cádiz y, más específi camente, para incentivar la lectura en un alumnado de educación infantil ; pero, asimismo, la lucidez de invitarnos a una lectura en un mar llamado la red y como la Web social ha semantizado a la biblioteca y a la lectura. Pero no podemos olvidar una posible biblioteca solidaria o una biblioteca autorizada. Propuestas que se materializan gracias al empecinamiento y conocimiento de profesionales de la biblioteca y la educación. Es decir, hemos intentado aglutinar a dos segmentos que trabajan en conjunto pero, en ocasiones, de manera paralela. Nuestro enfoque ha sido el de presentar los puntos de confluencias y de lo mucho que todavía nos queda por hacer. La lectura es un motor de la humanidad. Su conocimiento e impulsión un deseo que gracias a los avances sociales y educativos se están produciendo. Pero ¿ y lo que aún queda por hacer ? Tal vez, no sea la única responsabilidad de la educación o de los profesionales del libro. Hace falta que la lectura tengo sentido, per se. Una persona crece también con la lectura pero eso no garantiza que sea un buen ciudadano o ciudadana. La educación y toda la comunidad social y educativa han de tener presente este « pensamiento » pues ir por separado es perpetuar las diferencias y ver, por un lado, la lectura o el libro y, por el otro, los posibles resultados positivos del ejercicio de leer. Conocer las particularidades de la biblioteca, la presencia del libro en diferentes formatos está muy bien, pero lo que hace falta es dar sentido a todo esto. No es « remar » por separado, es unir fuerzas y rescribir resultados. Y éste ha sido una parte considerable de nuestro propósito. Ojalá, al menos, lo hayamos sabido presentar… el resto viene ahora, entre todas las personas ocupadas y preocupadas por la educación, la lectura, la biblioteca, las tecnologías de la información y la comunicación, etc.

Noticia completa (Universo abierto).

Foto : Wikimedia Commons.

Anuncios