Etiquetas

Cipriano de Rivas Cherif - Como hacer teatro

Cipriano de Rivas Cherif – Como hacer teatro

La editorial Pre-Textos ha reeditado hace unos meses el volumen Cómo hacer teatro : apuntes de orientación profesional en las artes y oficios del teatro español, que se publicó en 1991 con motivo del centenario del nacimiento de su autor. Escrito por Cipriano de Rivas Cherif en condiciones singulares, el libro apareció como un documento excepcional, en tanto que reúne gran parte de experiencias y enseñanzas propias, las cuales vienen a ser un compendio del teatro y de las innovaciones que en él se operaron durante la II República. Rivas Cherif, a quien con razón, y junto a Adrià Gual, se ha considerado como el pionero de la dirección escénica en España, redactó el libro en 1945, durante su reclusión en el penal del Dueso, en Santoña, con el propósito de que sirviera de manual teórico-práctico a otros reclusos, miembros del Teatro Escuela del Dueso, con los que había desarrollado una amplia actividad en los dos años previos, todo ello poco antes de que iniciara su exilio mexicano. Rivas Cherif había llegado al penal cántabro tras un tortuoso peregrinaje por distintas prisiones, como resultado de su detención en Francia por la Gestapo cumpliendo órdenes del embajador español. Después de que le fuera conmutada la condena a muerte, pudo en el Dueso fundar su escuela de teatro, con la que representó obras clásicas de diversos autores, desde Lope de Rueda hasta Calderón y Cervantes ; así como otras modernas, de O’Neill y Arniches, por citar sólo a unos pocos. Fue al término de este período de tolerancia cuando nuestro autor, incomunicado durante once meses, redactó diversas obras, entre ellas la que ahora comentamos. La escena española que encontró Rivas Cherif en los años veinte, al introducirse en lo que entonces se llamaba todavía la « dirección artística » en el seno de compañías como La Escuela Nueva, El Mirlo Blanco, El Cántaro Roto y El caracol, estaba dominada por la comedia burguesa de salón y por autores como Benavente o Muñoz Seca. Nuestro autor, que en 1911 obtuvo una beca que le permitió establecerse durante unos años en Bolonia, se había familiarizado entretanto con las nuevas técnicas de dirección elaboradas por Edward Gordon Craig, gran renovador del teatro inglés que tras colaborar con Stanislavski en el Teatro de Arte fundó una escuela de escenografía en Italia, en la que por primera vez dio protagonismo en sus montajes a la iluminación, prescindiendo de los elementos de atrezzo que la escena heredó del siglo anterior.

Noticia completa (La República cultural).

Anuncios