Etiquetas

,

¿ Alta literatura ?

¿ Alta literatura ?

Y un buen día las sociedades occidentales se tornaron prósperas, brotaron y se extendieron las clases medias y la educación se generalizó. De pronto la lectura ya no no tenía por qué ser patrimonio de unos pocos sino que quedaba al alcance de todos. Pero no todos apreciaban los mismos libros. La existencia de clases literarias, de una alta literatura y otra baja cobra nuevos bríos con la modernidad y se sitúa como una de las polémicas centrales de las letras que cada tanto vuelve a dar que hablar. De un tiempo a esta parte la cuestión de la « alta literatura » ronda en foros y congresos de las dos orillas, ya sea para lamentar su ausencia o la falta de lectores, pero : ¿ a qué llamamos « alta literatura » ? ¿ Cómo se distingue de la « baja » ? Tal vez sería más preciso hablar de buena y mala literatura, porque, ¿ quién establece el canon y con qué criterio ?, ¿ qué tipo de libros jamás podrán pasar por alta literatura ? La liebre la lanzó Guelbenzu en el Congreso de Panamá del pasado octubre al afirmar que en España sólo hay 10.000 lectores de « alta literatura », cifra que a Vargas Llosa, por ejemplo, le parece excesivamente baja. ¿ Y a ustedes ? ¿ Puede, por cierto, un lector de literatura popular dar el salto a la « alta literatura » ? Lanzamos hoy el guante a escritores (Goytisolo, Azúa, Guelbenzu, Gopegui, Navarro y Montero Glez), críticos (Senabre y Echevarría) y editores (Moreno y Herralde), que tercian en el debate.
1. ¿ Se puede hablar de alta o baja literatura ?
2. ¿ Quién establece el canon y con qué criterio ?
3. ¿ Va cambiando con el tiempo, varía según la tradición y la calidad y cantidad de los lectores y críticos ?

Noticia completa (El Cultural).

Foto : Wikimedia Commons.

Anuncios