Etiquetas

,

Grafitos romanos, el muro antes de Facebook

Grafitos romanos, el muro antes de Facebook

Paseando por las calles de cualquier ciudad no es extraño encontrar pintadas donde alguien ha dejado clara cuál es su opinión sobre algún aspecto del presente : las decisiones de los políticos, el insondable amor que le profesa a su amada o, sencillamente, un comentario soez que le sirva para desahogar una frustración de algún tipo. Por extraño que parezca, no se trata de un fenómeno nuevo, sino de una peculiar costumbre que ya practicaban milenios atrás los romanos, ¿ quiénes si no ? Las calles de Roma estaban repletas de grafitos, en especial en las zonas menos recomendables de la ciudad ¡y había unas cuantas! Por desgracia, no son muchas las casas romanas que se hayan conservado en pie y mucho menos con su enlucido intacto, de modo que vuelven a ser las socorridas, y bien conservadas, Pompeya y Herculano, las que nos proporcionan los mejores ejemplos de este « arte » callejero, una perfecta instantánea (recurramos al tópico) del día a día de unas personas que vivieron hace dos mil años. Tan vívida que asusta, porque algunos de ellos parecen escritos hace apenas unas horas y nos hace pensar que no parecemos haber evolucionado mucho desde entonces; eso, o somos muchos más romanos de lo que nos parece. Cual dazibao gigante utilizaron los romanos las paredes de sus ciudades. Uno de los principales usos dados a las pintadas era la propaganda política. Durante el Imperio no se alcanzó el nivel de violencia física que podían alcanzar las elecciones durante la República, al fin y al cabo el cargo máximo estaba ocupado sin posibilidad de cambio más que la muerte, mas no por ello los propagandistas de uno y otro candidato se mostraron comedidos.

Noticia completa (LA Aventura de la Historia).

Foto : Wikimedia Commons.

Anuncios