Etiquetas

Jaron Lanier

Jaron Lanier

Recuerdo un capítulo de la primera temporada de Girls. Hannah amenaza a su jefe con ponerle una demanda por acoso sexual, y él, jefe bonachón y campechano donde los haya, le responde con una sonrisa : « No, Hannah, no puedes hacerlo, no tienes en el móvil una aplicación para poner demandas ». Parecería que hay una aplicación para cada cosa y que ya no tenemos que esforzarnos en aprender nada, basta con bajar la aplicación y que ella haga lo que tenga que hacer, que para eso existe. Para qué gastar energía si ya está todo inventado. Hace unos días, cambiar la foto de perfil de Facebook, Twitter o Whatsapp por un fondo amarillo era el reclamo para formar parte de protesta virtual. Otro signo entre tantos del activismo de sofá. Con este fondo amarillo se supone que uno manifestaba su indignación contra varias leyes, la corrupción, el presidente de Gobierno y la Casa Real. Daba mucho de sí el cuadro amarillo. Por otra parte, recientemente he descubierto el concepto de lazy single (soltero vago). Esos que ya ni siquiera miran a su alrededor para evaluar el mercado, no les interesa conocer gente ni moverse del sofá. […] Jaron Lanier, informático y uno de los ideólogos más críticos de la cultura digital, muy nostálgico por cierto de los primeros tiempos de Internet publicó un artículo en The New York Times llamado Digital Passivity (Pasividad Digital) en el que explicaba cómo la llegada de los gadgets cool (tabletas y smartphones) no habían hecho más que sumirnos en una actitud aún más pasiva. « La generalización del uso de las tabletas reforzó una nueva estructura de poder. A diferencia de un ordenador, en una tableta solo funcionan los programas y las aplicaciones aprobadas por una autoridad comercial central. Tú puedes controlar la información que entra a tu PC, mientras que los datos de tu tableta son frecuentemente administrados por otra entidad », escribe el también autor del libro Contra el rebaño digital (Debate, 2011). Para Lanier, amigo de las teorías conspiranoicas, nada de esto casual. Ni siquiera la frase de Steve Jobs cuando presentó la primera versión del Ipad : « Los ordenadores personales serán ahora como los camiones, herramientas para los chicos de la clase trabajadora pero no para la gente cool y ambiciosa que quiere tener una vida móvil ».

Noticia completa (El País).

Foto : Web de Jaron Lanier.

Anuncios