Etiquetas

Antonio Lobo Antunes

Antonio Lobo Antunes

Amontona escritos a mano, borradores de su próxima novela, porque António Lobo Antunes no trabaja con ordenador y su obra literaria está por encima de todo : « Si me dijesen que me daban cien años más de vida por mis libros, no aceptaría », aseguró en una entrevista con Efe. Tampoco tiene teléfono móvil ni acostumbra a salir mucho de casa. Aprecia los olores del hogar, por eso adora escribir en la cocina, reminiscencia de su feliz infancia, periodo que evoca en su obra Sobolos Ríos que Vao (Sobre los ríos que van), recientemente publicada en España por la editorial Penguin Random House. « No es un libro autobiográfico », insiste el autor, quien lo escribió una vez superado un cáncer en 2007 y en el que un narrador evoca a sus padres, abuelos, amores y desamores en un estado de aturdimiento provocado por la anestesia y los medicamentos. El escritor luso más internacional desde la desaparición del premio nobel José Saramago es un lector empedernido, nostálgico de la literatura romántica, decimonónica, del periodo de entreguerras e hispanófilo. Admira desde Garcilaso de La Vega a Federico García Lorca, desde Quevedo a Juan Marsé. Y también a Rosalía de Castro y a Luis Cernuda. « Eso es lo bueno de la literatura que no entiende de nacionalidades. Quevedo es tan tuyo como mío », sostiene. Lobo Antunes (Lisboa, 1942) lee compulsivamente las obras que adora, hasta 30 veces, muchas de ellas escritas hace más de un siglo, como La Muerte de Ivan Ilitch (1886), del ruso Leo Tolstoi. « Cada vez hay menos escritores. Es un problema para las editoriales tener buenos escritores. Estamos muy lejos del siglo XIX, cuando teníamos diez genios en Rusia, no sé cuantos en Francia, en Inglaterra, en todas parte. Si hoy encuentras cuatro o cinco buenos ya es bastante », opina. De hecho, el estilo fragmentario de Lobo Antunes, caracterizado por la multiplicidad de personajes y la introspección contundente y densa de sus textos están lejos de la fórmula efímera de los best sellers que dominan las estanterías de la mayoría de librerías.

Noticia completa (20 Minutos).

Foto : Wikimedia Commons.

Anuncios