Etiquetas

,

Madres británicas declaran la guerra al sexismo en la literatura infantil

Madres británicas declaran la guerra al sexismo en la literatura infantil

En las sociedades occidentales, donde en teoría hombres y mujeres tienen las mismas oportunidades profesionales y educativas y no hay divisiones de género, la realidad es, a todas luces, sexista y las divisiones quedan marcadas desde la infancia. Las tiendas de ropa aún dividen sus secciones de niños y niñas en rosas y azules y las librerías ofrecen libros de princesas para ellas y libros de aventuras para ellos. Si el mundo aspira a que hombres y mujeres se sientan realmente iguales ante los retos de la vida, la educación es una herramienta esencial puesto que el trabajo para romper clichés de género debe comenzar cuando somos niños. La literatura infantil debería de ser una de las armas para combatir ese tipo de diferenciaciones o al menos así lo cree un grupo de padres que acaba de lanzar una campaña en el Reino Unido bajo el título Let books be books (Permítamos que los libros sean libros) cuyo objetivo es que tiendas y editores eliminen las diferencias de género (Para niños/Para niñas) con las que a menudo clasifican sus publicaciones infantiles tanto en las portadas como en los expositores. « Cada niño es diferente y tiene sus propias predilecciones. No tiene sentido empujar a niños y niñas hacia secciones diferentes en las librerías. Creemos que los libros son para todos. Los niños deberían tener la libertad de leer o colorear libros sobre robots, hadas, piratas o flores, sin que los editores les digan lo que tienen que escoger. » Esta es una de las claves de una campaña que firman padres como Tricia Lowther, que hace dos años lanzó junto a otros padres una petición vía http://www.change.org con el objetivo de presionar para que las tiendas de juguetes y los productores también eliminaran las diferencias de género de sus productos y de sus expositores. Aquella campaña no consiguió más de 13.000 firmas pero hizo el suficiente ruido como para que grandes superficies como Toys Ur us, Tesco y una docena de tiendas más se comprometieran a eliminar las categorizaciones de género de sus estantes.

Noticia completa (El Confidencial).

Foto : Wikimedia Commons.

Anuncios