Etiquetas

,

Dan Dennett

Dan Dennett

Dan Dennett (Boston, 1942) es un hombre pausado. Con barba blanca, aspecto de catedrático entrañable y andares tranquilos, nadie esperaba cuando subía los escalones hacía el escenario del TED que el muy respetado filósofo estadounidense estaba a punto de soltar una andanada que resuena aún por los pasillos del teatro construido por el arquitecto David Rockwell : « Internet se vendrá abajo y cuando lo haga viviremos oleadas de pánico mundial. Nuestra única posibilidad es sobrevivir a las primeras 48 horas. Para eso hemos de construir, si se me permite la analogía, un bote salvavidas ». Los botes salvavidas son, según Dennett, el antiguo tejido social de organizaciones de todo tipo y pelaje que se han visto (casi) aniquilados con la llegada de Internet. « Algunas tecnologías nos han hecho dependientes e Internet es el máximo ejemplo de ello : todo depende de la red. ¿ Qué pasaría si se viniera abajo ? No puedo hablar por España pero en Estados Unidos todo se iría a pique en cuestión de horas. Imagínate : te levantas y la tele no funciona. Obviamente no tienes línea en el móvil. No te atreves a coger el coche porque no sabes si ese va a ser tu último deposito de gasolina y los únicos que se han preparado para ello son todos esos chalados que construyen bunkers y almacenan armas. ¿ De verdad queremos que ellos sean nuestra última esperanza ? » Dennett, famoso por sus teorías sobre la conciencia y la evolución, y considerado como uno de los grandes teóricos del ateísmo, no mantiene, según explica a este diario, un tono alarmista, y tampoco quiere ser acusado de catastrofista : « Lo que digo no tiene nada de apocalíptico, puedes hablar con cualquier experto y te dirá lo mismo que yo, que es cuestión de tiempo que la red caiga. Lo único que digo es que deberíamos prepararnos : antes solía haber clubes sociales, congregaciones, iglesias, etcétera. Todo eso ha desaparecido o va a desaparecer. Si tuviéramos otra red humana a punto… Si supieras que puedes confiar en alguien, en tu vecino, en tu grupo de amigos, porque habéis previsto la situación, ¿ no estarías más tranquilo ? » pregunta Dennett, sentado en una silla y mesándose la barba mientras mastica cada palabra. El filósofo lo tiene claro : « Internet es maravillosa pero tenemos que pensar que nunca hemos sido tan dependientes de algo. Jamás. Si lo piensas, es bastante irónico que lo que nos ha traído hasta aquí nos pueda llevar de vuelta a la edad de piedra », argumenta.

Noticia completa (El País).

Foto : Wikimedia Commons.

Anuncios