Etiquetas

,

Galones para la Biblioteca Nacional

Galones para la Biblioteca Nacional

Como el Museo del Prado, como el Reina Sofía o como el Teatro Real y su Fundación, la Biblioteca Nacional encarará el futuro dentro de un nuevo marco legal que le otorgue más autonomía de acción. El consejo de ministros tiene previsto aprobar hoy una ley que regule su actividad en el futuro. El objetivo: dinamizar su propia gestión y otorgar herramientas para que genere más recursos propios, tal y como hacen otras instituciones similares. Como reza el anteproyecto de ley al que ha tenido acceso El País, se busca un nuevo marco jurídico que « le otorgue la consideración que merece como institución cultural y científica de primera orden ». Todo ello, señala el documento, se hará para definir « un nuevo modelo de biblioteca ». De aprobarse la nueva ley, la institución dejaría atrás los tiempos de la gestión pública sometida a los criterios políticos y sujeta solamente a las subvenciones estatales. Desde que en 2003 el Museo del Prado iniciara su camino propio con una ley singular a su medida, diversos centros con un papel primordial en la cultura han querido regirse por su propio estatuto. El Reina Sofía, tras la insistencia de su director Manuel Borja-Villel, lo consiguió también en esta legislatura. La Biblioteca Nacional, después de una sonada polémica en la que se le arrebató su categoría de Dirección general en tiempos del anterior Gobierno, andaba en una especie de limbo y con demasiados interrogantes planeando por encima de sus sus monumentales escaleras de entrada. La iniciativa, en tiempos del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, provocó en su día la dimisión de su anterior directora, Milagros del Corral. Tocaba ahorrar y dicha exigencia rebajó el rango de aquel cargo a Subdirección general. Esa es otra de las grandes novedades ahora. Con la nueva ley, se recuperará ese rango, que corresponderá en realidad a quien sea designado director de la institución. El presidente de la Biblioteca Nacional será el ministro de Educación, Cultura y Deporte, quien entre otras funciones podrá « elevar al Consejo de Ministros propuesta de nombramiento del director, previa consulta con el Patronato ». Una elección que deberá responder a « los principios del mérito, capacidad e idoneidad »y que, teóricamente se realizará mediante un sistema de preselección publicitado.

Noticia completa (El País).

Foto : Wikimedia Commons.

Anuncios