Etiquetas

Milagros del Corral

Milagros del Corral

Nacida en Madrid en 1945, Milagros del Corral parece haber hecho, gracias a la curiosidad y la inteligencia (que son casi sinónimos), un pacto con el tiempo. A pesar de que su gestión al frente de la Biblioteca Nacional de España fue celebrada por propios extraños, la decisión del entonces gobierno socialista de degradar la dirección de una de las instituciones culturales claves del Estado, la llevó a dimitir. Nunca parece perder el tiempo y el humor, se define como « una experta en atar cabos ». Alta funcionaria en la Unesco, en París, que acabó de darle la pátina internacional de elegancia y seguridad en sí misma que destila, desde la Fundación de Amigos de la Biblioteca Nacional, que ella creó, ha seguido tratando de contribuir a la mejora de su estructura y de garantizar un futuro sin sobresaltos. El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes un anteproyecto de ley que devuelve a la Biblioteca el rango que tenía en 2010, y « tendrá tanta tanta autonomía como el Museo del Prado y el Reina Sofía », como se encarga de resaltar quien renunció a su cargo por defender la dignidad de la casa de los libros más importante de España. El humo le ayuda a pensar. No tiene el menor problema en que la fotografíen con el cigarrillo en la mano. Estamos en su casa, llena de cuadros propios y de su marido, algunos de notable factura. Un pequeño museo acogedor. « Soy una fumadora profesional. Eso me ha hecho más casera, a hacer que la gente venga a mi casa, porque me es más cómodo para poder fumar ».
– ¿ De todas las cosas que ha sido y sigue siendo qué sombrero le sienta mejor, el de bibliotecaria ?
– El de bibliotecaria es mi sombrero favorito, no sé si es el que me sienta mejor. (Y se ríe).
– ¿ Pero se reconoce… ?
– Sí, sí, sí. Lo que pasa es que he tenido otros sombreros… ¿ Cómo le diría… ? Más espectaculares, más lucidos. La cosa internacional tiene como un glamur, pero para mí el glamur de las bibliotecas, y sobre todo de la Biblioteca Nacional, me puede.

Noticia completa (ABC).

Foto : Wikimedia Commons.

Anuncios