Etiquetas

,

Joe Sacco - La Gran Guerra

Joe Sacco – La Gran Guerra

No resulta difícil imaginarse a Joe Sacco, pequeño, escurridizo y con habilidades de anguila, junto a sus lápices y sus libretas escabulléndose o infiltrándose en los lugares donde huele peligro. De Gaza a las fosas de Srebrenica, en Bosnia ; de Chechenia a las cuevas sin nombre, ni radar, ni a tiro de Google Maps, donde se agolpan los emigrantes africanos que intentan acoplarse a un futuro mejor en cualquier latitud al norte del Estrecho ; de las contiendas de nuestro tiempo a la Gran Guerra, sobre la que acaba de aparecer un volumen suyo en Reservoir Books, este reportero dibujante, así podríamos definirlo, da testimonio del dolor humano a escala universal. ¿ Ha roto esquemas ? ¿ Ha inventado algo ? Dice Sacco, nacido en Malta en 1960, criado en Australia y hoy ciudadano estadounidense, que no. Que la escuela de donde proviene tuvo sus pioneros. « Los responsables del London Illustrated News enviaban dibujantes a las expediciones o a los conflictos que tuvieran lugar por el Imperio Británico. Durante la guerra de secesión americana, igual. Los periódicos publicaban ilustraciones de grandes batallas. Y en España, ¿ qué hizo Goya, por ejemplo, con su serie de Los desastres de la guerra sino algo muy parecido a lo que trato de hacer yo ? » El caso es no ceder a la indiferencia del sufrimiento, no caer en la comodidad de evitar las complicaciones. Sacco está forjado con los materiales de quien se moja, quien toma partido testimonial y así lo plasma en sus poderosas viñetas. Estas saltan a la vista plagadas de historias reales, sin escamotear crudezas, con lenguaje llano, directo, sin ocultar el rostro de los lobos comiéndose a los corderos ni pasando de largo ante la presencia del horror. Periodismo de cómic lo han dado en llamar. El caso es que Sacco ha conseguido fusionar sus dos vocaciones en un modo de expresión que ha causado gran asombro en todos los países donde se han publicado sus libros. « Dibujaba de niño y años después estudié periodismo, de alguna manera encontré la forma de unir ambas pasiones. Primero accidentalmente y después a propósito, entendiéndolo con un sentido de la reflexión profunda en lo que hacía », afirma en Cartagena de Indias, donde ha ofrecido varias charlas en el último Hay Festival. Al principio se aproximaba a diferentes realidades con un impulso inconsciente. Más tarde aparecieron los conceptos. Se imponía teorizar aquello que elaboraba y que tanto interés despertaba en mitad de la profunda crisis de una profesión que se enfrentaba a sus peores épocas en décadas.

Noticia completa (El País).

Anuncios