Etiquetas

Una vez más tenemos la alegría de completar nuestros Tesoros Digitales con nuevas reseñas : cuatro obras del siglo XIX, que nos llevan a Madrid, Hernani, Salamanca y Peñaranda de Bracamonte y nos dan otra visión de España según autores extranjeros. A continuación encontrarán las reseñas que hemos añadido a Héroes, femmes fatales y góticos : España imaginada.

Petrus Borel

Petrus Borel

Máximo representante del romanticismo frenético, equivalente francés del movimiento gótico inglés, caracterizado por el deseo de un absoluto y la imposibilidad de satisfacer este deseo, dilema existencial cuyo dolor se expresa por una ironía feroz y unos sentimientos llevados a su paroxismo acompañados de delirio visual, Petrus Borel (pseudónimo de Joseph-Pétrus Borel d’Hauterive, 1809-1859), poeta, traductor (en particular del Robinson Crusoe de Daniel Defoe) y escritor, autoapodado « El Licántropo », tuvo una biografía a la medida de su frenetismo literario. Detención por falta de pasaporte, participación en los círculos bohemios parisinos, entre ellos un grupo naturista en una casa de Montmartre, traslado a Argelia como inspector de la administración colonial, matrimonio con la hija mayor de su propia amante, de la que ya tenía dos hijos, y hasta su propia muerte, probablemente a consecuencia de una insolación en Mostaganem en 1895, son algunos de los momentos más reseñables de una vida accidentada. No obstante, Petrus Borel fue un escritor prolífico, publicado y reconocido tanto en su tiempo como más recientemente, en el siglo XX, cuando los surrealistas y André Breton rescataron sus obras, que consideraban revolucionarias. Publicados en 1833, los siete cuentos de Champavert, contes immoraux (Champavert, cuentos inmorales) constituyen un compendio de violencia y de pasión extremos. Aprovechando de paso para denunciar la locura y la injusticia de su tiempo, Borel recrea escenas de sangre y de crueldad llenas de poesía. Don Andrea Vésalius, l’anatomiste (Andreas Vesalius, el anatomista, audiolibro en francés) se inspira en la vida de Andrés Vesalio (1514-1564), anatomista flamenco, autor de uno de los libros más influyentes sobre anatomía humana, De humani corporis fabrica (Sobre la estructura del cuerpo humano, 1543) y médico imperial en la corte de Carlos V. El cuento de Borel presenta a un Vesalius anciano, entregado a sus labores de disección de cadáveres y objeto del odio de la población de Madrid, que ve en él un asesino, un brujo y un nigromante. Su crueldad hacia su joven esposa, de la que conoce la infidelidad, empezará desde el día de su boda… Almas sensibles abstenerse…

Petrus Borel - Don Andrea Vésalius, l’anatomiste, ilustración de André Hofer (1922)

Petrus Borel – Don Andrea Vésalius, l’anatomiste, ilustración de André Hofer (1922)

◄ Ilustración : Internet Archive.

« Nos encontramos dentro del taller y del laboratorio de Vesalius, una amplia estancia cuadrada con un techo abovedado, pavimentada de piedra y con paredes también de piedra. Los muebles consistían en unas cuantas mesas sucias y grasientas, algunos bancos de carpintero, un par de barreños, un armario, y unos cuantos baúles. Varios calderos estaban dispuestos alrededor de la chimenea, cuyo tiro acampanado bajaba directamente del techo abovedado. Colgando del gancho de la chimenea había un caldero hirviendo sobre el fuego. Los bancos estaban tan sobrecargados con trozos de cadáveres que uno corría el riesgo de pisar trozos de carne o extremidades amputadas. El propio profesor quebraba músculos y cartílagos debajo de sus sandalias. » (Traducción de Marian Womack, Paseando con fantasmas : antología del cuento gótico, Páginas de espuma, 2012).

Ilustración : Internet Archive.

Dos reseñas breves :

  • La Cigarette (El Cigarrillo, audiolibro en francés, 1899) del novelista, dramaturgo, crítico y cronista francés Jules Clarétie (1840-1913) es la trágica historia de Juan Araquil, un joven enamorado que mata por motivos pasionales y no por ideales patrióticos en Hernani (¿ guiño a Victor Hugo ?), en plena guerra carlista…
  • Salamanca y Peñaranda de Bracamonte son el escenario de dos relatos franceses muy similares, La Guérite de la religieuse (La Garita de la religiosa, audiolibro en francés, 1820) de J.P.R. Cuisin y La Nonne de Peñaranda (La Monja de Peñaranda, 1842) de Pétrus Borel. Las dos historias cuentan el trágico destino de una joven y hermosa monja, que, a través de las rejas de su convento, inicia un romance con un joven militar. Después de intercambios clandestinos de miradas y de cartas, los dos amantes planean escapar por la noche. Pero con cuentan con el relevo del centinela de guardia delante del convento… Cuisin añade elementos sobrenaturales, el militar de Borel es un oficial del ejército de Napoleón pero el trasfondo y el terrible desenlace de los dos cuentos son idénticos…