Etiquetas

Carson McCullers

Carson McCullers

« Un escritor no es alguien que, por un lado, ama, odia, se regocija, se indigna o sufre y, por otro, « en sus ratos libres », escribe. » Josyane Savigneau reflexiona sobre lo que no es un escritor en la biografía que hace de Carson McCullers. De cómo el biógrafo de un escritor debe tener en cuenta que la vida y la obra se van entrelazando, pero también cuándo hay que separar el grano de la paja : que Carson McCullers muriera joven y sufriera intensamente, y esto generara así una obra menor en cantidad que la de muchos grandes de la literatura, es irrelevante a la hora de hablar de la calidad de sus relatos y novelas breves. Hay que saber hasta dónde buscar y en qué momento detener la búsqueda, no es fácil. Entonces, sabemos qué no es un escritor: alguien que vive al margen de su escritura, o que vive al margen de la vida; de acuerdo, pero, ¿ qué es un escritor ?, ¿ la escritura es un oficio y una manera de estar en el mundo ?, ¿ es igual al resto de oficios y vocaciones ? Una de mis citas preferidas sobre el acto, involuntario, de escribir es de Clarice Lispector. Me parece la mejor explicación de cómo el escritor lleva la literatura en las entrañas como lleva uno los órganos más necesarios o como decía Julio Cortázar que llevaba Buenos Aires, como se llevan los zapatos : « Mi vida me quiere escritor y entonces escribo. No es una elección : es una íntima orden de batalla ». Es de una precisión y una elegancia excepcional, pero no lo digo con extrañeza, Lispector nos tiene acostumbrados. Entonces, ¿ un profesional de cualquier otro oficio no ha sido llamado a esa íntima orden de batalla pero en otro campo ? Desde luego, puede ser. Es evidente que hay muchísimas vocaciones y que la vida puede entenderse a través de ellas, puede ser la medida del comportamiento de la persona que las elige, puede condicionarlo todo hasta el punto de convertirse en el centro de todas las cosas: puede ser esencial. ¿ Y por qué el escritor es menos indivisible entre inspiración y vida ? Marguerite Duras decía : « Escribir pese a todo ». Por esa grieta decido indagar. Cuando quiero entender algo procuro simplificarlo hasta que no se puede más, reducirlo al ejemplo más inverosímil, mezquino o extremista. Expongo todas las profesiones del mundo a un mismo hecho y así es como veo que el escritor (en realidad, cualquier artista) es distinto, por mucha vocación que tenga el futbolista, el carnicero o el cirujano. Allá voy : se muere la persona que más amas en el mundo. Puede ser tu madre, tu hijo, tu hermana, tu perro. Todos los oficios contra un acontecimiento brutal en tu universo particular de persona mortal y humana, vulnerable : ¿ quién va a vivirlo, analizarlo, matizarlo, explicarlo a través de su trabajo ? Probablemente : el poeta, el pintor, el escritor, el director de cine. Incluso el lector. ¿ Quién va a tratar de entender el dolor, el azar, lo desafortunado de la vida sino el que se expresa a través de un arte que lo canaliza todo y le da un resultado equis para poder asimilarlo ?

Noticia completa (Jot Down).

Foto : Wikipedia.

Anuncios