Etiquetas

Nélida Piñon - Libro de horas

Nélida Piñon – Libro de horas

Arranca el Mundial de Fútbol y Brasil se convierte en centro de todas las miradas: como país, como cultura, como lengua. En la que brilla con luz propia Nélida Piñon (Rio de Janeiro, 1937). Con la Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2005 he conversado. De Galicia, a la que está unida por lazos familiares. De su última obra, Libro de horas. De su doble « morada » : Brasil y el idioma portugués. Y, naturalmente, de fútbol.
– Brasil, ahora mismo, está de « moda » o de actualidad. ¿ Cómo ve usted el fenómeno brasileño, con orgullo o con la preocupación de que todo sea un espejismo ?
– El ascenso de Brasil no es fruto de la casualidad ni se le puede aplicar el concepto de « moda », reservado a un producto de mercado o a un estilo concebido por algún modisto de prestigio. Como además se nos tiene por un país tropical, amante de la lujuria, desde muy pronto fuimos condenados a una periferia distante, como si no encajásemos en las pautas civilizadoras y no poseyésemos un inmenso repertorio cultural. De nada servía, en consecuencia, llamar a las puertas del mundo para exponer virtudes culturales. Pero si ahora llamamos la atención internacional, será por razones variables y oscilantes.
– A su país se le conoce fundamentalmente por ser una potencia futbolística. ¿ Está de acuerdo con esa imagen un tanto frívola ?
– Entre otros méritos, cultivamos el fútbol. No somos los únicos que aman este deporte. Aunque no hemos cometido por el momento los desatinos europeos que remuneran a sus jugadores como si fuesen dioses del Olimpo. Con todo, la sociedad contemporánea, escasa de ardor por la cultura, condena al destierro a las artes escritas, por ejemplo, que no pertenecen a la categoría del espectáculo.

Noticia completa (ABC).

Anuncios