Etiquetas

Completamos hoy nuestros Tesoros Digitales dedicados la historia natural con una nueva reseña y nos despedimos hasta septiembre. ¡Que pasen un feliz verano!

Friedrich Georg Weitsch – Humboldt y Bonpland al pie del volcán Chimborazo (1810)

Friedrich Georg Weitsch – Humboldt y Bonpland al pie del volcán Chimborazo (1810)

El joven científico alemán Alexander von Humboldt (1769-1859), después de recorrer Europa y de deslumbrar por donde pasaban los círculos científicos gracias a sus excepcionales conocimientos multi-disciplinarios, se instaló en París en 1798 para estudiar en instituciones tan diferentes como el Jardin des Plantes, el Observatoire de Paris o el Institut de France. En la capital gala tuvo la posibilidad de frecuentar la elite de la investigación científica de la época (Cuvier, Lamarck, Delambre, Laplace…), y sobretodo conoció al que iba a convertirse en su mejor amigo y compañero de expediciones, el botanista Aimé Bonpland (1773-1858). Los dos amigos proyectaron unirse al equipo de científicos que Napoleón se había llevado en su Campaña de Egipto, pero solo pudieron llegar hasta Marsella, pues Argelia había prohibido la entrada a su territorio a los ciudadanos europeos. Determinados a llegar a Egipto, Humboldt y Bonpland emprenden el viaje caminando, y recorren los puertos de España : Barcelona, Valencia, Alicante, sin lograr encontrar un barco con destino a Oriente. Tanto obstáculo les lleva a cambiar de rumbo, y deciden viajar a América latina. Usando sus influencias diplomáticas, Humboldt logra ser presentado, junto con su amigo, al director del Jardín botánico de Madrid, Antonio José Cavanilles, y consiguen un visado real que les permitirá viajar por todos los territorios españoles de Suramérica. Embarcan en junio de 1799 en La Coruña con destino a Cuba, empezando una expedición que durará cinco años y les llevará a Cuba, a Cumana (Venezuela), a la cuenca del Orinoco, a Cartagena en Colombia, al volcán Chimborazo, a Lima, a Ecuador, a México, e incluso a Filadelfia y Washington, en Estados Unidos, donde se entrevistarán con el presidente Thomas Jefferson. Durante todo el viaje, Humboldt y Bonpland se dedicaron a recolectar especímenes botánicos (trajeron unos 60.000 ejemplares que donaron al Museo de historia natural de París), a tomar apuntes, a elaborar mapas y a realizar observaciones astronómicas. A su regreso a Francia, todo este material constituyó el punto de partida de una obra monumental que relata con detalle toda la expedición y sus logros científicos. Humboldt se encargó de astronomía, geografía y zoología ; Bonpland, de la botánica. Los dos científicos publicaron, entre 1807 y 1834, una treintena de volúmenes agrupados bajo el título genérico de Voyage aux régions équinoxiales du Nouveau Continent (Viaje a las regiones equinoxiales del Nuevo Continente, Tomo 1, Tomo 2, Tomo 3, Tomo 4, Tomo 5), auténtica enciclopedia compuesta de numerosos mapas y atlases, tratados de política, geografía, astronomía (Tomo 1, Tomo 2), medicina, botánica, etnología (Tomo 1, Tomo 2), zoología y anatomía, y de relatos de una de las expediciones científicas más destacables de la historia.

Ilustración: Wikimedia Commons.

Alexander von Humboldt, Aimé Bonpland - Recueil d'observations de zoologie et d'anatomie comparée (1811-1833)

Alexander von Humboldt, Aimé Bonpland – Recueil d’observations de zoologie et d’anatomie comparée (1811-1833)

Ilustración: Gallica.