No hay camino hacia la paz, la paz es el camino : textos fundadores del pacifismo

« No hay camino hacia la paz, la paz es el camino » : textos fundadores del pacifismo

Lev Nikolaïevitch Tolstoï

Lev Nikolaïevitch Tolstoï

El 20 de noviembre, se celebra el centenario de la muerte de uno de los representantes más importantes de la literatura rusa : Lev Nikolaïevitch Tolstoï.

Muy marcado por los conflictos bélicos de su época (guerra de Crimea, guerras napoleónicas…), en algunos de los cuales participó como militar en sus años de juventud, Tolstoï se convirtió al cristianismo, pero a un cristianismo muy marcado por la no violencia. Su crítica de las instituciones opresivas y de las fuentes de violencia inspirarán al Mahatma Gandhi, autor de  la frase « No hay camino hacia la paz, la paz es el camino »,  en su lucha pasiva contra el colonialismo inglés en la India y al escritor francés Romain Rolland durante la Primera Guerra Mundial.

Aunque los conceptos de pacifismo y de no violencia se hayan desarrollado básicamente en el siglo XX, a lo largo de la historia numerosos intelectuales se opusieron a la violencia y defendieron la paz. Les invitamos a conocerlos en esta nueva entrega de Tesoros Digitales

Ilustración : Wikimedia Commons.

Antigüedad

Escenas de la vida de Buddha

Escenas de la vida de Buddha

Las religiones antiguas de la India (el hinduismo, el budismo y el jainismo) están basadas en el respeto a toda forma de vida (humana y no humana).  Los fundadores del budismo (Siddarhta Gautama Buddha (563-483 a.C.)) y del jainismo (Mahavira (599-527 a.C.)) nacieron los dos en la casta kshatriya, la de los soldados. Sin embargo los dos acabaron llevando una vida ascética y oponiéndose a todo tipo de violencia.

Ilustración : Wikimedia Commons.

En China, uno de los textos fundamentales del Tao, Taiping Jing (The Classic of Great Peace), aboga por un mundo lleno de paz.

Lao-Tze's Tao-teh-king: Chinese-English - Chicago, The Open court publishing company, 1898

Lao-Tze’s Tao-teh-king: Chinese-English – Chicago, The Open court publishing company, 1898

En archive.org, podemos encontrar una edición bilingüe chino-inglés de 1898 del clásico del Tao, escrito por  Lao-Tsé, el Tao Te Ching : Lao-Tze’s Tao-teh-king: Chinese-English, with introduction, transliteration – Chicago, The Open court publishing company ; London, K. Paul, Trench, Treubner & co, 1898.

Ilustración : Archive.org.

 Aristófanes (444-385 a.C.) fue un autor muy comprometido en contra de la guerra. Su obra Lisístrata es un símbolo del esfuerzo organizado a favor de la paz. En esta comedia, Aristófanes imagina una solución eficiente : como las mujeres no tienen poder político para oponerse a la violencia, proponen hacer una huelga de sexo hasta que sus maridos renuncien a la guerra.

Lysistrata, editado en Lyon por A. W. Sijthoff, 1903

Lysistrata, editado en Lyon por A. W. Sijthoff, 1903

Ilustración : Archive.org.

Aunque existen opiniones muy controvertidas, se considera a Jesucristo como un pacifista. En todo caso, su Sermón sobre la montaña (Evangelio según Mateo), ofrece claros ejemplos de rechazo a la violencia. La condena de la Ley del Talión (« Ojo por ojo, diente por diente »), « Ama a tu enemigo », « Bienaventurados los pacificadores: porque ellos serán llamados hijos de Dios », son algunos ejemplos del mensaje de paz de Jesucristo.

Historia del Antiguo y Nuevo Testamento [...] por Isaac-Louis Le Maistre de Sacy, traducida por Vicente Boix, Valencia 1841.

Historia del Antiguo y Nuevo Testamento […] por Isaac-Louis Le Maistre de Sacy, traducida por Vicente Boix, Valencia 1841.

La Edad Media, desgarrada por las cruzadas y otras guerras, no fue especialmente rica en teorías sobre la paz y la no-violencia.

Ilustración : Google Libros.

Humanismo

El Príncipe / de Nicolas Maquiavelo, traducido del toscano al español. Madrid, en la imprenta de León Amarita, 1821.

El Príncipe / de Nicolas Maquiavelo, traducido del toscano al español. Madrid, en la imprenta de León Amarita, 1821.

Habrá que esperar al Renacimiento y a los humanistas para ver aparecer diversas corrientes en las que nace cierta preocupación por la paz. En efecto, los humanistas consideran que el hombre dispone de capacidades intelectuales potencialmente illimitadas y que la búsqueda del conocimiento y el dominio de diversas disciplinas científicas son necesarias para el buen uso de esas facultades. Defienden la divulgación de todos los saberes, incluso los religiosos, que han de ser accesibles a toda persona, independientemente de sus orígenes o su idioma. El individuo que ha recibido una instrucción correcta permanece libre y plenamente responsable de sus actos, dentro de la creencia de su elección. Las nociones de libertad (o libre albedrío), de tolerancia, de independencia, de apertura y de curiosidad son inseparables de la teoría humanista clásica. De estos preceptos, deriva necesariamente la noción de paz entre los hombres, las religiones o las naciones.

Numerosos pensadores humanistas dedicaron escritos a la paz. Entre ellos, podemos citar a Maquiavelo (1469-1527). Hombre político en la época de los Medicis, se le considera erroneámente como a un hombre cínico, desprovisto de ideales. En realidad, fue un hombre preocupado por el bien público, que quiso dar a la República de Florencia la fuerza política en una época en la que reinaba sobre las artes y la economía.  El pensamiento de El Príncipe, su obra más conocida, está basado en la paz y la prosperidad y la felicidad de los gobernados. Esta felicidad no reside meramente en la paz y en la riqueza; también pasa por la libertad y la virtud cívica.

Ilustración : Google Libros.

Querela pacis, Desiderio Erasmo - Lugduni Batavorum, Joannis Maire, 1641

Querela pacis / Desiderio Erasmo – Lugduni Batavorum, Joannis Maire, 1641

Otro humanista imprescindible, Erasmo de Rotterdam (1467-1536),  publica en 1516 Querela pacis.  En este texto, por primera vez, un autor demuestra un pensamiento europeo que le llevará toda su vida a hacerle la guerra a la guerra.

« No existe paz, por injusta que sea, que no resulte preferible a la más justa de las guerras. »

Monje y sacerdote holandés, renuncia a la carrera eclesiástica para dedicarse al estudio. Muy crítico hacia la Iglesia, se negó a seguir la corriente protestante porque negaban el libre albedrío del hombre. Su traducción de la Biblia a la lengua vernacular es un claro ejemplo de la voluntad del pensamiento humanista de acercar el conocimiento, incluso el religioso, a todos los hombres.

Ilustración : Google Libros.

Essais, lettres, journal de voyage (9e éd) / Montaigne - C. Delagrave (Paris), 1909

Essais, lettres, journal de voyage (9e éd) / Montaigne – C. Delagrave (Paris), 1909

El humanista francés Michel de Montaigne (1533-1592) fue durante varios años alcalde de Burdeos y siempre procuró defender la paz en una ciudad dividida entre el Reino de Francia y el Reino de Navarra, en una época marcada por los conflictos entre católicos y protestantes. Su filosofía viene expresada en los Ensayos, que empezó a redactar en sus últimos años, después de abandonar sus cargos de alcalde y parlamentario.

Ilustración : Gallica.

« Quien se dirige a las leyes para reparar una ofensa echa a su honor se deshonra, y el que no se dirige es castigado por las mismas leyes. Estos dos procedimientos tan diversos se refieren sin embargo a un sólo caso. Unos tienen en su mano la paz, otros la guerra ; aquéllos la ganancia, éstos el honor ; aquéllos el saber, éstos la virtud; la palabra los unos, y los otros la acción; unos la justicia y los demás el valor ; otros la razón y los otros la fuerza ; aquéllos la toga larga y éstos la corta en patrimonio ; todo lo cual es el colmo de la monstruosidad. »

Otros humanistas escribirán sobre la paz y contra la guerra : Alfonso Valdés (1490-1532),  Diálogo entre Lactancio y un arcediano ; Juan Luis Vives (1492-1540) De la insolidaridad de Europa y de la guerra contra el turcoDe la concordia y de la discordia en el linaje humano Francisco de Vitoria (hacia 1480-1546), De iure belli ; Enrique IV (1533-1610), Plan de Paz Perpetua ;Francisco Suárez (1548-1617), De bello ; Grocio (1583-1645), De iure belli et pacis.

Utopia /Thomas More - London ; Printed for Richard Chiswell ..., 1684

Utopia / Thomas More – London ; Printed for Richard Chiswell …, 1684

Dentro del humanismo, se desarrolla el pensamiento utópico, cuyo ejemplo más conocido es sin duda Thomas More (1478-1535) con su Utopía. La utopía,  neologismo creado por Thomas More, síntesis de las palabras griegas ου-τοπος (lugar que no existe) y ευ-τοπος (lugar de felicidad), es una representación de una realidad ideal y sin defecto. Esto se traduce por un régimen político ideal (que gobernaría perfectamente a los hombres), una sociedad perfecta (sin injusticias) o una comunidad de individuos viviendo felices y en harmonía.

Según estos preceptos, uno de los grandes temas de la Utopía de More tenía que ser la paz. En esta obra, More critica que :

« La mayoría de los príncipes piensan y se ocupan más de los asuntos militares, de los que nada sé ni quiero saber, que del buen gobierno de la paz »

y defiende que

« la guerra se podría siempre evitar, si es que de verdad se quiere la paz, tesoro más preciado que la guerra ».

La defensa de la paz en la obra de More es manifiesta, los comportamientos belicistas son claramente rebatidos, y lo que es más importante, ese rechazo de la guerra se fundamenta en una exigencia de igualdad de derechos entre los hombres.

Ilustración : Archive.org.

New Atlantis / Francis Bacon - London, J. Crooke, 1660

New Atlantis / Francis Bacon – London, J. Crooke, 1660

Otros autores de los siglos XV y XVI escribieron obras en las que describían sociedades utópicas en las que la paz era un ingrediente imprescindible.

Nicolás de Cusa (1401-1464) en De pace fidei (1453), plantea la necesaria paz entre las distintas religiones, mediante un diálogo libre y sincero. Giordano Bruno (1548-1600) en La Cena de le Ceneri, critica la actitud de los europeos que perturbaron la paz de los nativos en el Nuevo Mundo, imponiendo la paz sobre la razón. Tommaso Campenella (1568-1639) en Monarchia Messiaedefiende una monarquía universal de la cual el Papa sería el soberano supremo y en la  humanidad viviría en la paz bajo un sólo rey. Su Citta del sole (1602) propone su visión de una república ideal, naturalista, teocrática y aristocráticamente comunista.

Por fin, Nova Atlantis de Francis Bacon (1561-1626) describe una sociedad ideal, gobernada por una asociación filosófica científica. El objetivo de la ciencia es el bienestar de la humanidad y la politica debe tener como resultado la paz social. Para hacer progresar el bienestar del pueblo, hay que desarrollar la ciencia.

Ilustración : Archive.org.

Maquiavelo – Erasmo de Rotterdam – Montaigne – Thomas More – Francis Bacon

Fuente de los retratos : MaquiaveloErasmo de RotterdamMontaigneThomas MoreFrancis Bacon (Wikimedia Commons).

Siglo XVII

De jure naturae et gentium libri octo / Escrito por Samuel von Pufendorf - Francofurti, Friderici Knochii, 1684

De jure naturae et gentium libri octo / Escrito por Samuel von Pufendorf – Francofurti, Friderici Knochii, 1684

El siglo XVII, rompiendo con los esquemas del naturalismo político y la filosofía clásica, aborda las teorías del Contrato Social de las que emerge la noción de igualdad política, formal y material. Se trata de un contrato entre los hombres que consienten una limitación de su libertad individual a cambio de leyes que garantizan la paz y la estabilidad de la sociedad. Por supuesto, estas teorías serán rechazadas por los pensadores monarquistas y conservadores. Sin embargo, el Contrato Social, descrito por HobbesLocke y más tarde por Rousseau, constituirá la base de los derechos civiles y de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, el documento precursor de los derechos humanos a nivel internacional.

El jurista y filósofo alemán Samuel von Pufendorf (1632-1694) publica su Tratado sobre el derecho de la Naturaleza y de las Naciones (De Jure naturae et gentium) en 1672. En este tratado, considera que el estado natural es la paz y que la guerra se debe a la maldad de los hombres. Subrayando la autonomía intelectual del derecho frente a cualquier teocracia, será uno de los primeros en poner en evidencia las responsabilidades del hombre en materia de derecho. La paz no es sólo un ideal moral, sino que es primero el resultado del derecho positivo. Marca la separación entre guerras justas y guerras injustas, partiendo del principio básico que el bien común exige la defensa de la paz. Si la guerra es necesaria, el que es agredido debe conservar su derecho y negarse a cometer crímenes de guerra. Sin embargo, no llega a proponer soluciones concretas a los problemas de la política contemporánea y de la paz.

Ilustración : Google Libros.

Frontispicio de Leviathan.

Thomas Hobbes – Leviathan, frontispicio

La mayor parte de la filosofía política occidental está basada en el pensamiento de Thomas Hobbes (1588-1679). Según él, existe un estado natural, anterior a toda sociedad humana, en el que lo que gobierna a los hombres es su puro instinto de conservación. En este estado, los hombres son iguales : tienen las mismas pasiones, los mismos derechos y los mismos medios para llegar a lo que consideran bueno para su supervivencia. Eso hace que puedan surgir conflictos ya que cada uno querrá defender su propio interés : Hobbes retoma por su cuenta la frase de Plauto, « homo homini lupus ». En estas condiciones, una humanidad entregada a sí misma hubiera sido condenada a desaparecer. Las leyes de naturaleza, dictadas por la razón, aplicadas por todos, obligan a los hombres a renunciar a su derecho natural sobre las cosas para conseguir la paz de la sociedad. Es el nacimiento de la teoría del Contrato social.

Ilustración : Wikimedia Commons.

Las dos primeras leyes de naturaleza plantean que hay que buscar la paz y recurrir a la guerra únicamente si es imposible conseguir la paz.

« Y es por consiguiente un precepto, por regla general de la razón, que todo hombre debiera esforzarse por la paz, en la medida en que espere obtenerla, y que cuando no pueda obtenerla, pueda entonces buscar y usar toda la ayuda y las ventajas de la guerra, de cuya regla la primera rama contiene la primera y fundamental ley de naturaleza, que es buscar la paz, y seguirla, la segunda, la suma del derecho natural, que es defendernos por todos los medios que podamos. »
y
« De esta ley fundamental de naturaleza, por la que se ordena a los hombres que se esfuercen por la paz, se deriva esta segunda ley: que un hombre esté dispuesto, cuando otros también lo están tanto como él, a renunciar a su derecho a toda cosa en pro de la paz y defensa propia que considere necesaria, y se contente con tanta libertad contra otros hombres como consentiría a otros hombres contra sí mismo. »

Estas teorías, Hobbes las desarrolla en Leviatán : o la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil, posiblemente uno de los libros de filosofía política más conocido, publicado en 1651.

Podemos escuchar una versión audio en inglés de Leviathan en Librivox.

Tractatus theologico-politicus [...] - Hamburgi, apud Henricum Künrath. 1677

Tractatus theologico-politicus […] – Hamburgi, apud Henricum Künrath. 1677

Las teorías que presenta Spinoza (1632-1677) en su Tratado teológico-político abundan en las de Hobbes : la paz como virtud sólo es posible porque toda sociedad se constituye y establece sobre un derecho natural, que permanece incólume y no desaparece en el estado social. Una sociedad no presupone la inmunización respecto al derecho natural. La singularidad de Spinoza es que busca las leyes que rigen no sólo la sociedad, sino la moral y la religión.

Ilustración :  Gallica.

Aparece en el pensamiento de Spinoza un matiz nuevo : una teoría de la democracia y la invalidación de la dictadura :

« si hay que llamar paz a la esclavitud, a la barbarie y a la soledad, nada hay más mísero para los hombres que la paz. »

El precio de la paz no puede ser en ningún caso la libertad, pero sí la paz es una obra de libertad.

« De una sociedad cuyos súbditos no empuñan las armas, porque son presa del terror, no cabe decir que goce de paz, sino más bien que no está en guerra… Por lo demás, aquella sociedad cuya paz depende de la inercia de unos súbditos que se comportan como ganado, porque sólo saben actuar como esclavos, merece más bien el nombre de soledad que el de sociedad. »

La doctrina de Spinoza tendrá una gran influencia en el pensamiento del siglo XVIII.

An Essay... / William Penn - The American peacesociety, 1912

An Essay… / William Penn – The American peacesociety, 1912

William Penn (1644-1718) fue el fundador de la colonia inglesa de Pensilvania. Fundó el poblado llamado Filadelfia (literalmente, « amor fraternal ») y creó un gobierno que, a diferencia de la Europa de este tiempo, garantizó derechos como la separación y limitación de los poderes políticos y la libertad de culto, la búsqueda de la igualdad social y equidad material y el mayor respeto posible a las libertades civiles, la reivindicación de la dignidad de la mujer y su participación activa en la vida pública, la ausencia de ejército, la convivencia pacífica con los indígenas americanos y su libre ingreso a los territorios colonos, con gran influencia de la ética antiautoritaria del cuaquerismo. Escribió en 1693 An Essay towards the Present and Future Peace of Europe by the Establishment of an European Dyet, Parliament or Estates (Ensayo sobre la paz presente y futura de Europa), en el que presenta una visión de un mundo unido y en paz gracias a avanzadas teorías legales, sociales y morales. Considera la posibilidad de un parlamente similar a Naciones Unidas y un desarme global…

Ilustración : Archive.org.

Two treatises of government: in the former the false principles & foundation of Sir Robert Filmer /John Locke - London, Bettesrworth, 1728

Two treatises of government: in the former the false principles & foundation of Sir Robert Filmer /John Locke – London, Bettesrworth, 1728

John Locke (1632-1704) fue un filósofo inglés, un precursor de los Ilustrados. Su teoría política es una de las que fundaron el liberalismo y la noción de Estado de derecho. Su influencia fue considerable en estas dos corrientes.

Igual que Hobbes, aborda teorías relativas al contrato social, pero sus teorías difieren bastante : el estado natural es un estado de igualdad y de paz en el que los hombres se ayudan entre ellos. Dotados de razón, tienden a no perjudicar a los demás. El principal problema del estado natural surge con la propiedad privada : ya que los recursos son limitados, nada podría impedir a un individuo apropiarse de los recursos y, por lo tanto, despojar a sus vecinos de ellos.

Ilustración : Archive.org.

De ahí la necesidad de establecer un contrato social para reglamentar la propiedad privada.

« Y para impedir que los hombres atropellen los derechos de los demás, que se dañen recíprocamente, y para que sea observada la ley de la Naturaleza, que busca la paz y la conservación de todo el género humano, ha sido puesta en manos de todos los hombres, dentro de ese estado, la ejecución de la ley natural; por eso tiene cualquiera el derecho de castigar a los transgresores de esa ley con un castigo que impida su violación. »

A Letter Concerning Toleration / John Locke - Huddersfield, 1796

A Letter Concerning Toleration / John Locke – Huddersfield, 1796

Locke imagina la separación de los poderes (legislativo, ejecutivo y confederativo para la relaciones con el exterior). Con esta iniciativa, espera limitar la tentación natural de abusar del poder… No introduce un poder judicial porque cree que debe ser el pueblo el que decida en caso de conflicto entre los poderes, y hasta considera que el pueblo tiene derecho a la insurrección (fue el caso de la Revolución Gloriosa de 1688). El poder es sólo un depósito, con el consentimiento del pueblo, no un contrato de sumisión a un poder absoluto. En resumen, quien posee la soberanía no es el Estado sino el pueblo.

« Y así, quienquiera que ostente el poder legislativo supremo en un Estado está obligado a gobernar según lo que dicten las leyes establecidas, promulgadas y conocidas del pueblo y no mediante decisiones imprevisibles ; ha de resolver los pleitos por jueces neutrales y honestos, de acuerdo con dichas leyes; y está obligado a emplear la fuerza de la comunidad, exclusivamente, para que esas leyes se ejecuten dentro del país ; y si se trata de relaciones con el extranjero, debe impedir o castigar las injurias que vengan de afuera, y proteger a la comunidad contra incursiones e invasiones. Y todo esto no debe estar dirigido a otro fin que no sea el de lograr la paz, la seguridad y el bien del pueblo. »

Ilustración : Google Libros.

El pensamiento político de Locke viene recogido básicamente en Dos tratados sobre el gobierno civil, obra publicada en 1689. Pero hemos de destacar su obra Carta sobre la tolerancia, que recoge las cartas que escribió entre 1689 y 1690. En estas cartas desarrolla el concepto de la libertad individual, critica la intolerancia y la coacción que tanto las sectas religiosas, como el Estado, pueden llevar a cabo en contra del individuo.

Samuel von Pufendorf - Thomas Hobbes - Baruch de Spinoza - William Penn - John Locke

Samuel von Pufendorf – Thomas Hobbes – Baruch de Spinoza – William Penn – John Locke

Fuente de los retratos : Samuel von PufendorfThomas HobbesBaruch de SpinozaWilliam PennJohn Locke (Wikimedia Commons).

La Ilustración

En el siglo XVIII, desde el Abate de Saint-Pierre hasta Kant, los filósofos reconsideran las condiciones de la paz universal.

Projet pour rendre la paix perpétuelle en Europe / par l'abbé Castel de Saint-Pierre - 1712

Projet pour rendre la paix perpétuelle en Europe / par l’abbé Castel de Saint-Pierre – 1712

Charles-Irénée Castel de Saint-Pierre, más conocido come Abbé de Saint-Pierre (1658-1743) era diplomático. Negociador para la redacción del Tratado de Utrecht (1713), que ponía fin a los 13 años de la Guerra de Sucesión española, se inspira de las difíciles discusiones diplomáticas para redactar ese mismo año 1713 su Proyecto de Paz Perpetua de Europa que influenciará a Rousseau y puede ser considerado como una primera aproximación de la unificación europea. De este proyecto, se inspirarán también los creadores de la Sociedad de las Naciones en 1919 y más tarde de la ONU. Según Saint-Pierre, el equilibrio europeo no es un estado de paz duradero, sino que resulta de la guerra y conduce a la guerra. Propone una organización jurídica gracias a un congreso arbitral : la Sociedad Permanente de Europa, que implica la participación de todos los monarcas, los cuales deberán seguir el camino de la equidad y del derecho en vez de recurrir a la fuerza.

Ilustración : Gallica.

A partir de este momento, la crítica a la razón de Estado, al servicio exclusivo de un príncipe armado, está lanzada. Ya no se parará…

Du contrat social ou Principes du droit politique / par J. J. Rousseau... - M.-M. Rey (Amsterdam), 1762

Du contrat social ou Principes du droit politique / par J. J. Rousseau… – M.-M. Rey (Amsterdam), 1762

En 1761, Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) rinde homenaje a su predecesor pero se propone una crítica metológica en Extrait du projet de paix perpétuelle de M. Labbé de Saint-Pierre, al que reprocha el haber « empezado la casa por el tejado ». Rousseau aspira al ideal de una paz fundada sobre el derecho, condena el equilibrio de las potencias que lleva a tratados que no son más que treguas armadas. Comparte con Saint-Pierre la idea  de una confederación de Estados reunidos en un sistema jurídico común que hace que la guerra sea imposible. Sin embargo, mientras Saint-Pierre contaba con el ansia de gloria de los monarcas para que se presten a la realización de la paz perpetual, Rousseau, cree que los reyes sólo tienen dos objetivos : « extender su dominación al exterior y hacerla más absoluta por dentro ».

Ilustración : Gallica.

Según Rousseau, hay que definir « un modelo de gobierno confederativo que, uniendo los pueblos por vínculos similares a los que unen los individuos, someta igualmente unos y otros a la autoridad de las leyes ». Por lo tanto, hay que repensar las bases constitutivas de los Estados, antes de preocuparse por condiciones de existencia pacífica entre los pueblos de Europa. Su Contrato Social (1762), responderá a esta exigencia, dejando de lado la cuestión del contrato internacional.

Esprit de Leibnitz, ou Recueil de pensées choisies... / Leibniz, G.W. - Lyon, J.-M. Bruyset, 1772

Esprit de Leibnitz, ou Recueil de pensées choisies… / Leibniz, G.W. – Lyon, J.-M. Bruyset, 1772

El objetivo de Gottfried Wilhelm Leibniz (1646-1716) es contribuir a la unificación de Europa e incluso de la humanidad. No se siente fanatizado por una nación en concreto, sino que se pone al servicio de toda la humanidad. Considera que los vínculos de papel, los tratados y convenios, son muy frágiles y prefiere para asegurar la paz, un modelo más estable : su Respublica christiana propone una jurisprudencia universal inspirada en Dios y un poder público representado por el Papa y el Emperador. Al conocer el Projet de paix perpétuelle de l’Abbé de Saint-Pierre, vió en este texto la promesa de una nueva era de paz. En 1715, escribirá Observaciones sobre el proyecto de una Paz perpetua del señor abate de Saint-Pierre, en las que expresa sus esperanzas y temores en base al proyecto de Saint-Pierre. En particular, con cierto pesimismo, observa que por muchas alianzas diplomáticas y negociaciones que se realicen, un pacto entre  estados es necesario pero no es suficiente y de nada servirá si los dirigentes no tienen las competencias psicológicas e intelectuales necesarias.

Ilustración : Gallica.

Project for a perpetual peace: A philosphical essay / Kant, I - London, Vernor and Hood, 1796

Project for a perpetual peace: A philosphical essay / Kant, I – London, Vernor and Hood, 1796

Immanuel Kant (1724-1804), en Ideas para una historia universal en clave cosmopolita (1784) y La Paz perpetua (1795), continua con la reflexión. Si Saint-Pierre Rousseau se preocupaban de la organización de los Estados en un ámbito europeo, Kant amplía la perspectiva de la paz perpetua a toda la humanidad. Para instituir un estado de paz, la constitución de cada Estado ha de ser republicana, es decir basada en los principios de libertad e igualdad. Sólo estados libres pueden construir, según las reglas del derecho una Sociedad de las Naciones que llegue a la paz universal.

Ilustración : Google Libros.

Esprit des lois, livres I-V... / Montesquieu - Paris, C. Delagrave, 1887

Esprit des lois, livres I-V… / Montesquieu – Paris, C. Delagrave, 1887

Charles-Louis de Secondat, baron de La Brède et de Montesquieu, más conocido como Montesquieu (1689-1755), fue un filósofo político de la época de la Ilustración. Muy conocido por susCartas Persas, novela satírica en la que pinta la sociedad francesa de la época, desarrollará su pensamiento político en su obra más importante, Del Espíritu de las Leyes, publicado en 1748. Esta obra tendrá una gran influencia para la redacción de las primeras constituciones francesas y estadounidenses. Montesquieu defiende un régimen democrático muy liberal, pero afirma que existe o bien regímenes sanos (democráticos, aristocráticos o monárquicos) en los que reina la paz y la liberdad o bien regímenes degenerados, despóticos, en los que reina la opresión.

Ilustración : Gallica.

Una idea interesante sobre el establecimiento de la paz en el pensamiento de Montesquieu es que :

« La paz es el efecto natural del comercio. Dos naciones que trafiquen entre sí se convierten en recíprocamente dependientes, (…) su unión se basa en sus necesidades mutuas. »
y
« El comercio es una cura para los prejuicios más destructivos (…) allí donde encontramos maneras agradables, el comercio florece y allí donde hay comercio siempre encontramos maneras agradables. »

Esta idea será de gran importancia en todo el siglo de la Ilustración y hasta hoy en día, las ideas de Montesquieu constituyen la base del libre comercio.

Nouveau Christianisme : dialogues entre un conservateur et un novateur... / Saint-Simon - Paris, Bossange père, A. Sautelet, 1825

Nouveau Christianisme : dialogues entre un conservateur et un novateur… / Saint-Simon – Paris, Bossange père, A. Sautelet, 1825

Claude-Henri de Rouvroy, comte de Saint-Simon (1760-1825) era un sociólogo francés que creó un sistema industrial en el que los cristianos intentaban mejorar la situación de los pobres a través de métodos no violentos. Para Saint-Simon, la sociedad debe fundamentarse en principios de igualdad perfecta y de asociación entre los hombres ; los privilegios de la aristocracia y la monarquía deben desaparecer. Cada hombre debe poder ascender en la sociedad en función de sus propios méritos. Según él, la sociedad industrial del siglo XIX permitirá la puesta en aplicación de sus ideas. Desde una de sus primeras obras, Carta de un habitante de Ginebra a sus contemporáneos (1803) y hasta el final de su vida defendió las mismas teorías.

Ilustración : Gallica.

Al final de su vida, definirá las bases de una nueva religión, o más bien, código moral : el Nuevo cristianismo, con el fin de luchar contra el egoísmo y el individualismo. El fundamento espiritual de la sociedad es el filantropismo, la mejora de las condiciones morales, físicas e intelectuales de la clase más numerosa y más pobre. No hay que enfrentar las clases entre ellas sino valorar el trabajo. Esta religión condena la sangre, la violencia y la iniquidad. Los artistas, científicos e industriales serán encargados de dirigir la especie humana, y las artes, las ciencias y la industria serán conocimientos sagrados. Por fin, anunciaba que el paraíso terrenal se acercaba ya que los hombres podrán satisfacer sus necesidades materiales y espirituales por su trabajo, de lo que derivará una sociedad del bienestar en la que reinarán la libertad y la paz.

Se pueden escuchar numerosos extractos de las interesantes Memorias de Saint-Simon en Litteratureaudio.com.

Abbé de Saint-Pierre - Rousseau - Leibniz - Kant - Montesquieu - Saint-Simon

Abbé de Saint-Pierre – Rousseau – Leibniz – Kant – Montesquieu – Saint-Simon

Fuente de los retratos : Abbé de Saint-PierreRousseauLeibnizKantMontesquieuSaint-Simon (Wikimedia Commons).

El siglo XIX

Después de las campañas napoleónicas, las naciones victoriosas saben que el ahogo provisional de las ideas revolucionarias y la eliminación del emperador de los franceses no bastarán para garantizar la paz. Instituyen una alianza para preservar el equilibrio y el statu quo europeo. Esencialmente conservadora, esta alianza no tendrá en cuenta las tendencias nacionalistas que no pararán de manisfestarse a lo largo del siglo XIX.
Mientrás Bélgica va tomando forma, Italia y Alemania logran su unificación, otras naciones aún buscan su propia identidad. Corrientes progresistas nacen alrededor del socialismo, del pacifismo y del respeto a las minorías étnicas o religiosas.

La idea de la unificación de Europa sigue su camino…

Victor Hugo, hacia 1857

Victor Hugo, hacia 1857

El patriota y revolucionario italiano Giuseppe Mazzini (1805-1872), creador de los movimientos Joven Italia (1831), para la unificación de Italia, y Joven Europa (1834), aboga por una alianza entre los pueblos, la única capaz de destruir el despotismo y la guerra. Esta alianza implica la federación de los pueblos europeos y representa el porvenir de la sociedad moderna. Dado que los pueblos europeos tienen una herencia común, deben volver a ser conciudadanos, los hijos de una sola patria : Europa.

Victor Hugo (1802-1882), por su parte, es más ambicioso todavía y en su Discurso de apertura del Congreso de la Paz en Paris, el 21 de agosto de 1849, cree en el día, próximo, en que los Estados Unidos de América y los Estados Unidos de Europa se tenderán la mano por encima del Atlántico. Su comercio, su industria, sus artes, sus genios conquistarán el mundo, logrando el bienestar de todos y la fraternidad.  Termina su discurso con la frase : « ¡ Amarnos ! ¡ En esta inmensa obra de pacificación, es la mejor manera de ayudar a Dios ! ».

(El Discurso de apertura del Congreso de la Paz en Paris forma parte de la obra : Oeuvres complètes de Victor Hugo. Actes et paroles 1 – Paris, J. Hetzel, A. Quantin, Société d’éditions littéraires et artistiques, Albin Michel, 1880-1926)

Ilustración : Wikimedia Commons.

Bertha von Suttner, primer premio Nobel de la Paz (1905)

Bertha von Suttner, primer premio Nobel de la Paz (1905)

La autora austro-checa Bertha von Suttner (1843-1914), ferviente pacifista escribe en 1898 Die Waffen nieder ! (¡ Abajo las armas !) (Ed. inglesa : Lay Down Your Arms: The Autobiography of Martha Von Tilling (1914) – Longmans, Green, 1914). Esta novela, que pronto se convertirá en un clásico del movimiento pacifista internacional y obtuvo un éxito considerable, trata del papel de las mujeres en la sociedad y respecto al tema de la guerra y la paz.

En 1905, recibirá el primer premio Nobel de la paz.

Ilustración : Wikipedia.

La gran obra de Tolstoï, Guerra y paz (1869), además de ser una recreación histórica y realista de las guerras napoleónicas en Russia, ofrece una reflexión sobre la violencia inspirada por conflictos como la guerra de Crimea en la que participó en sus años de juventud, como militar.
En los años 1870, 
Tolstoï emprende una introspección, una búsqueda espiritual. Se convierte al cristianismo en 1879, pero permanece muy crítico con la Iglesia ortodoxa rusa : su cristianismo está muy marcado por el racionalismo y cree en un cristianismo separado del materialismo y, sobre todo, no violento.

Quizás, el libro más representativo de la filosofía no violenta de Tolstoï sea El reino de Dios está en vosotros. En este texto, publicado por primera vez en 1894 en Alemania, expone cómo la no resistencia, ya pronunciada por Jesucristo en su Sermón de la Montaña, es una de las claves de la doctrina cristiana. Tolstoï denuncia la hipocresía de la Iglesia que es capaz de justificar la violencia en nombre de la religión.
(Se puede escuchar una versión audio en inglés de este libro en Librivox).

Los precursores del pacifismo moderno : Tolstoï, Gandhi y Rolland

Los precursores del pacifismo moderno : Tolstoï, Gandhi y Rolland

Fuente de los retratos : TolstoïGandhiRolland (Wikimedia Commons).

Este texto, con su crítica de las instituciones opresoras y de las fuentes de violencia, tendrá una fuerte influencia sobre el Mahatma GandhiGandhi traducirá de hecho la Carta a un hindú (1908) de Tolstoï, en la que el ruso denuncia los actos de violencia perpetrados por los nacionalistas indios en Sudáfrica. Gandhi y Tolstoï seguirán con una amistad epistolar hasta la muerte del ruso.

El escritor francés Romain Rolland (1866-1944), premio Nobel de literatura en 1915, fue también muy influenciado por el pensamiento de Tolstoï. Durante toda su vida buscará un medio de comunión entre los hombres. Su exigencia de justicia le llevará a buscar la paz por todos los medios durante y después de la Primera Guerra mundial,  siempre preocupado por un ideal humanista y una búsqueda de un mundo no violento. Por haber criticado los dos bandos durante la Primera Guerra mundial, se le considera como uno de los personajes importantes del pacifismo internacional.

Ya en el sangriento siglo XX, el mensaje de TolstoïRolland y Gandhi será recuperado por Martin Luther KingSteve Biko, Aung San Suu KyiNelson Mandela y muchos otros…

Referencias :

 

Dossier elaborado por Christine Sétrin, con la colaboración de Ángel PozoBiblioteca Municipal de Vila-real. Julio 2010.


Este trabajo está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s